Fotos de hospitales en varios estados reflejan la deplorable crisis hospitalaria en Venezuela.

Lejos de investigar y resolver el problema de la crisis hospitalaria en Venezuela, la respuesta ante la situación que viven los centros de salud pública es amedrentar a quienes denuncian, y que han hecho pública la agudización de esta crisis a través de fotos difundidas por redes sociales.

Son constantes los testimonios de pacientes que mueren en la emergencia de un hospital esperando ser atendidos, o porque no lograron conseguir a tiempo los insumos y medicamentos necesarios. Sí, el problema no es el personal médico y de enfermería, que en muchos casos no se dan abasto, se trata también que los hospitales no cuentan con los insumos médicos necesarios para atender a los pacientes.

La crisis hospitalaria en Venezuela en 2017 ha hecho énfasis en las personas que son atendidas en el piso del hospital, principalmente parturientas. En julio se dio a conocer esta situación en el Hospital de Mérida, donde se registra un hacinamiento de por lo menos 120 personas diarias esperando por medicamentos, insumos o cirugía.

En Puerto Ordaz ocurrió recientemente en el Hospital Uyapar, donde una mujer dio a luz en uno de los pasillos del centro médico donde fue rechazada por no haber los insumos para atenderla en sala de parto. El doctor salvó su vida y la de su hijo, al no permitir un parto sin asistencia.

Sin embargo, la medida que tomó la Fiscalía del Ministerio Público fue la de citar al personal de guardia para interrogarlos por el origen de la foto que fue difundida por redes sociales. La prioridad de responder por la deplorable crisis hospitalaria no era la prioridad.

Detenidas por denunciar

Tratando de ocultar la crisis hospitalaria en Venezuela, o en un intento de frenar nuevas denuncias, dos estudiantes de medicina de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarados fueron detenidas, luego de divulgarse fotografías de parturientas en partos improvisados en el Hospital Pastor Oropeza, Barquisimeto, estado Lara.

 

“A ellos no les importa la integridad de las mujeres retratadas o la salud de los bebés que nacieron allí, sino evitar que la precariedad del hospital salga a la luz pública”, denunció Andrés Colmenares, defensor de Derechos Humanos y parte del equipo de la asociación Fuerza, Unión, Justicia, Solidaridad y Paz (Funpaz).

La organización Médicos por la Salud detalla que el 94% de los centros hospitalarios perdió capacidad para realizar tomografías, el 89% falla en exámenes de rayos X, y el 71% de las instituciones no dispone de ecosonogramas. Además, el 51% de los quirófanos de los hospitales públicos no están operativos, y un 64% de las cocinas no está funcionando.

Muertes en hospitales

Los infartos son otras de las principales muertes que se registran en las emergencias de los hospitales, debido a falta de medicamentos. De acuerdo con la Sociedad Venezolana de Cardiología, los infartos se convirtieron en la primera causa de muerte por enfermedad en Venezuela, al punto que “el riesgo de morir por un infarto en los hospitales de Venezuela es al menos siete veces más de lo aceptado actualmente (menos de 2%)”.

“Se están tratando los infartos como se hacía hace 30 años. Con un atraso de más de un cuarto de siglo y con un aumento lamentable de la mortalidad. La medicina privada tampoco escapa de la crisis. Hay una carencia significativa de catéteres y de drogas. Los costos son muy elevados y los insumos se compran a dólar libre”, explicó al diario El Nacional, Carlos Ponte Negretti, miembro de la junta directiva de la la Sociedad Venezolana de Cardiología.

A la crisis hospitalaria en Venezuela se suma la falta de vacunas, sobre todo para aquellas enfermedades que se creían erradicadas, como la difteria y el sarampión, siendo el estado Bolívar donde se han registrado el mayor número de casos, extendiéndolo a otras entidades.

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn