Escuela para niños autistas cierra sus puertas por la crisis en VenezuelaLa crisis económica en Venezuela sigue haciendo estragos, esta vez la mala racha le tocó a FUPANAZ la escuela para niños autistas del Zulia.

La crisis económica en Venezuela acabó con 26 años de servicio de la Fundación Peter Alexander para niños autistas del estado Zulia (Fupanaz), la cual atraviesa al igual que otras fundaciones del país, por la peor situación de su trayectoria al servicio de niños con el espectro autista y síndrome de Asperger.

La sociedad de padres y la junta administrativa de Fupanaz, ha venido manteniendo la institución con autogestión, debido a que la crisis económica en Venezuela los ha puesto contra la pared, por lo que desde hace algunos años se han visto en la necesidad de solicitar un auxilio a los entes gubernamentales, quienes les han prestado ayudas poco consecuentes muy por debajo de lo requerido para funcionar y también han dejado de percibir donaciones por parte de algunas empresas privadas por la misma situación de crisis económica en Venezuela.

Rosa Aguirre, quien es madre de uno de los beneficiados, manifestó que han clamado por la ayuda para seguir brindando la atención, sin embargo, los llamados no han sido escuchados.

“Nosotros necesitamos 4 millones de bolívares mensuales para poder operar y pagarles a los especialistas y trabajadores que atienden a nuestros hijos”

“La gobernación del Zulia nos prometió un aporte de 500 mil bolívares mensuales para el último trimestre del año, nos dijeron que nos incluirían en el presupuesto de 2017, pero hasta ahora solo hemos recibido el cheque de octubre, el de noviembre y diciembre siguen en blanco”, asegura Aguirre.

Fupanaz cuenta con financiamiento propio sólo para este este mes, por lo que en enero las puertas podrían estar cerradas, ya que el Ministerio de Educación y de Salud solo les ofrecen 25 mil bolívares mensuales, cifra que no alcanza para atender a los 150 niños autistas, más los otros 150 que están a la espera de un cupo.

Escuela para niños autistas cierra sus puertas por la crisis en VenezuelaLa mayoría de las instituciones que prestan atención a niños autistas en este momento son privadas, por lo que el cierre de FUPANAZ, que cuenta con variedad de programas, afectaría gravemente a aquellos jóvenes de pocos recursos.

A través de las redes sociales, padres y representantes de niños con autismo han comenzado una campaña de apoyo con el grito: “No al cierre”, esperando así una mirada por parte de los entes competentes.

Ante esta situación, hacen un llamado al Gobierno nacional, regional y municipal, para que se aboquen a su caso y les presten la ayuda requerida para seguir brindando el servicio que prestan a los niños y jóvenes con autismo en la región.

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn