Los venezolanos en Panamá suelen trabajar como mesoneros o en servicios de limpieza.

Venezuela en décadas anteriores, era conocida por su tradición de recibir extranjeros; sin embargo, frente a la crisis que se vive actualmente la migración de venezolanos creció notablemente y  algunos países de la región no ven esto como algo favorable. Panamá es uno de ellos donde la xenofobia ataca a los paisanos.

No obstante, muchos ciudadanos ven el país centroamericano como una opción para mejorar su calidad de vida y poder establecerse, pero ¿Cuál es la situación y las ofertas de trabajo que tiene un venezolano en Panamá?

Es importante señalar que en un principio el perfil del venezolano que emigraba era el del profesional, pero en la actualidad esa realidad cambió, puesto que las graves dificultades que presenta Venezuela: falta de medicamentos y alimentos, crisis social, política y económica, aunado al problema de la inseguridad, hacen que día a día cualquier persona tome la decisión de pisar por última vez el piso de Cruz-Diez en Maiquetía.

¿Por qué los venezolanos se van a Panamá?

Para nadie es un secreto que Panamá fue uno los primeros destinos migratorios por los venezolanos. Los que en ese entonces decidieron irse y se establecieron fueron los más visionarios, ya que lograron prever de manera asertiva el deterioro en el que caería Venezuela en los próximos años.

Por ser un país con una población pequeña, Panamá era un destino ideal para vivir; sin embargo, la migración de los residentes de Venezuela al país caribeño creció a tal magnitud que obligaron al Gobierno panameño a cambiar las políticas migratorias.

¿Cómo conseguir trabajo para los venezolanos en Panamá?

 

El primer paso para poder acceder a cualquier empleo es conseguir un permiso de trabajo y para ello, en la mayoría de los casos, se exige tener una oferta laboral vigente dentro del territorio panameño al momento de realizar la solicitud, pero si no se tiene una oferta de trabajo, es posible conseguirlo como profesional extranjero.

Lo primero que deben saber los venezolanos en Panamá es que existen una serie de profesiones que no se pueden ejercer en este país, debido a que se encuentran reservadas exclusivamente para panameños: enfermería, odontología, asistencia dental, radiología, farmacia, quiropráctica, medicina, nutrición, psicología, laboratorios, asistencia en medicina, fonoaudiología y fisioterapia, cosmetología, contabilidad, periodismo, relaciones públicas, economía, veterinaria, trabajo social, leyes, arquitectura, la sociología o la química.

Si se posee una carrera diferente a la de esta lista, es posible conseguir un Permiso de Residencia permanente en calidad de Profesional Extranjero sin necesidad de tener una oferta laboral previa en el país.

Es decir, lo primero es conseguir este permiso de residencia y de trabajo, una vez esto se realice, empieza el proceso de búsqueda de empleo para laborar dentro de Panamá legalmente, para ello se pueden utilizar buscadores de empleo online, anuncios clasificados, ferias de empleo u ofertas directas de las empresas, en todo caso, una vez que se tiene el permiso de trabajo legalmente, es mucho más simple acceder a distintos puestos de trabajo.

Es importante acotar, que la mayoría de los venezolanos no logran desarrollar su profesión en Panamá y recurren a trabajos como mesoneros o vendedores en tiendas. El servicio de limpieza también suele ser otra de las ofertas más frecuentadas por los venezolanos.

¿Odio a los venezolanos en Panamá?

El rechazo a los venezolanos en Panamá es notable, no solo son mal vistos, sino que también se han realizado protestas en contra de los ciudadanos de Venezuela que residen en ese país bajo el lema “Panamá para los panameños”.

Cambiar el acento y disimular al hablar, negar en oportunidades que el país de nacimiento es Venezuela y mucho menos usar la gorra venezolana con la bandera patria, son algunas de las tácticas de los venezolanos para escapar de la creciente xenofobia que los asecha en Panamá.

“Tenía cuatro meses trabajando como relacionista público, ganaba 800 dólares que me alcanzaban para vivir cómodamente, pero sin lujos. En la oficina compartía con otros dos venezolanos; un diseñador y otro programador, los tres estábamos en una sala más escondida para que nadie nos viera porque trabajábamos los documentos legales” aseguró una de las venezolanas que vive en Panamá.

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn