Estos son los precios de las medicinas en las farmacias Ciudadanos siguen reportando los nuevos precios de las medicinas, oscilando entre 20 mil y 100 mil bolívares.

Algunos dicen que se trata de especulación, otros afirman ser verídico, pero los supuestos nuevos precios de las medicinas en Venezuela aterran a los ciudadanos, pues la mayoría rebasa el sueldo mínimo, entre ellos los antihipertensivos que se han convertido en una odisea poder comprarlos en las farmacias.

En una farmacia de Puerto Ordaz aseguran que en marzo llegará un nuevo lote de medicamentos, pero advierten que estos llegarán con nuevos precios por ser importados.

“El año pasado compré una caja de 15 pastillas de valsartán de 80 mg en más de 5 mil bolívares, cuando la caja de 30 no me costaba ni mil bolívares”, dice Manuel Rodríguez, paciente hipertenso.

Uno de los medicamentos equivalentes, el losartán potásico ha sido visto en precios que van de 26 mil a 49 mil bolívares según los miligramos, siendo preocupante para la población que apenas sobrevive con salario mínimo.

Algunos precios de las medicinas más buscadas que circulan en redes sociales son los siguientes: Azitromicina 500 mg en 51 mil 500 bolívares; Candesartan de 8 mg a 40 mil 900 bolívares y 72 mil 600 el de 16 mg; Ciprofloxacina 500 mg en 44 mil 105 bolívares; Claritromicina 500 mg, 95 mil 700 bolívares; Amoxicilina con ácido clavulánico, 50.400 el jarabe; Yasmin y lobelle (pastillas anticonceptivas) en 90 mil bolívares; Irbersartan 150 mg, 64 mil 500; Irbersartan 300 mg; 92 mil 800; Femexim; 53 mil bolívares; Losartán potásico 100 mg, 67 mil 600; Losartán potásico 50 mg, 46 mil bolívares; y Nimesulide 100 mg en 22 mil 820 bolívares.

“A mí me vendieron una caja de 30 pastillas de losartán en 40 mil bolívares, y eso es a precio de farmacia, no de bachaquero”, aseguró Herminia González.

Las ventas no caen

Mientras para unos se hace imposible adquirir los medicamentos a estos costos, encargados en las farmacias afirman que a pesar de los exorbitantes precios, las medicinas se han vendido.

“Por necesidad la gente busca la manera, así como a veces tenían que recurrir a bachaqueros, por eso se mantiene la exigencia de los récipes para casi todas las medicinas, aunque algunas antes se vendían sin prescripción médica, como las anticonceptivas”, agregó la encargada de una farmacia de Puerto Ordaz que solicitó resguardar su identidad y la del establecimiento.

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn