En la madrugada de este viernes hubo alrededor de cinco heridos de gravedad durante varios saqueos en El Valle Caracas específicamente en la calle Cajigal.

Los saqueos en El Valle Caracas se registraron desde la noche de este jueves hasta la madrugada de este viernes. Alrededor de las 9 de la noche comenzaron a bajar personas de los barrios a la calle Cajigal y la avenida Intercomunal de El Valle presuntamente con dudosas intenciones de generar caos. Los cuerpos de seguridad del Estado, encabezados por la Guardia Nacional reprimieron a los individuos por varias horas con bombas lacrimógenas. No obstante, también hubo disparos por parte de sujetos desconocidos en la zona.

Luego de varias horas cesó el enfrentamiento, pero después de las 12:00 am unas 200 personas comenzaron a saquear comercios en la calle Cajigal a la altura de la Esquina del Loro. Entre los establecimientos afectados se encuentran una panadería y una frutería.

Un grupo de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana estaba frente al Centro Comercial El Valle con varias tanquetas, a unos 300 metros de los asaltantes. Sin embargo, no intervinieron durante los saqueos. Según  El Nacional Web  a las 3 de la mañana se contabilizaban cinco heridos de gravedad en la revuelta, sin que actuaran los militares. Los lesionados eran sacados en motos o carros por sus familiares o acompañantes en el sitio, pero ninguno iba consciente.

Según reportes, la Guardia Nacional solo detuvo a un sujeto que se alejaba del sitio con los bienes saqueados.

No obstante, a las 3:25 am se habían dispersado la mayoría de las personas, luego intentaron incendiar la panadería robada y se produjo un conato de saqueo a una licorería de la zona. Esta última acción ocurrió a las 4:00 am por unos 30 civiles. En esa ocasión, la Guardia Nacional reaccionó a las 4:30 am y dispersó a las personas lanzando gases lacrimógenos desde una de las tanquetas. Se conoció que los vecinos de la zona debieron refugiarse en los baños y habitaciones cerradas para evadir el humo de las bombas.

 

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn