el-autismo-1Fupanaz es una fundación con más de 25 años en la lucha por el autismo en niños, jóvenes y adultos para integrarlos al mundo.

El autismo es un trastorno neurobiológico complejo que impacta el desarrollo de los niños en áreas relacionadas con la interacción social y las habilidades comunicativas. Por lo general el autismo genera que muchos de ellos aguarden en silencio mientras se esconden del ruido, algunos se sumergen en una especie de burbuja, desde donde buscan observar todo, desde lo lejos de su propio mundo.

Los niños y adultos con autismo enfrentan desafíos particulares para darle sentido a la información que les llega a través de los sentidos, organizarse a sí mismos, comprender y utilizar el lenguaje para comunicarse y relacionarse socialmente con otras personas.

En la actualidad el autismo se presenta en uno de cada 150 niños, ocasionando fallas en el cumplimiento de etapas y tareas evolutivas del crecimiento generando severas dificultades en la comunicación, interacción, conducta y aprendizaje.

El autismo y Fupanaz

En Venezuela justo en diciembre de 1977 la dra. Edith Herrera de Hidalgo, psiquiatra infantil, comienza a atender en forma ambulatoria pacientes que presentaban trastornos profundos en el desarrollo hasta septiembre de 1980, cuando decide, conjuntamente con un grupo de profesionales, fundar una unidad de cuidados diarios para niños a fin de tratar el autismo.

Fundaciones para el autismo en Zulia Sin embargo, los esfuerzos continuaron porque más tarde, en 1990 nace en la ciudad de Maracaibo, una asociación civil sin fines de lucro, conformada por una sociedad de padres y representantes junto a un equipo interdisciplinario que surge con la convicción de funcionar independientemente, constituyéndose así la Fundación Peter Alexander para niños autistas del estado Zulia (Fupanaz) la cual desde hace más de 25 años ha sido una de las fundaciones principales en tratar el autismo.

Fupanaz nace con la prioridad de mejorar la calidad de vida de sus beneficiados a través de la integración en el medio ambiente familiar y la comunidad con el fin de que puedan ser miembros participativos dándoles la oportunidad de ser útiles y productivos.

Entre esos tantos que forman parte de esta maravillosa labor se encuentra Betty Piña, quien tiene más de 25 años laborando en Fupanaz, ella asegura que es una experiencia única, la que cada uno de los niños y jóvenes le regala a diario, ya que aprender junto a ellos le llena el corazón.

Fundaciones para el autismo en Zulia “Dios me ha regalado la oportunidad de transitar este camino durante 28 años al lado de seres tan maravillosos, capaces de enseñarte a valorar cada logro por muy pequeño que este sea, desarrollando esa sensibilidad que te lleva a un mayor conocimiento de cada uno de ellos. El crecimiento a nivel profesional, personal y espiritual ha sido invaluable, siendo ellos los mejores maestros”, exclama Betty Piña, coordinadora del programa de tratamiento de Fupanaz.

Programas de atención para el autismo

En la actualidad Fupanaz brinda una serie de programas de atención a más de 110 niños, jóvenes y adultos que presentan el espectro del trastorno autista, entre ellos el programa Conocer, el cual está diseñado para ofrecer una terapia individualizada dos días a la semana que facilita el establecimiento del apego. Otro de los programas es Crecer, que brinda atención psicoeducativa a la población de 5 a 11 años para el desarrollo de capacidades en áreas específicas dentro de un ambiente estructurado.

Sigue el programa “Aprender”, el cual impulsa el soporte y seguimiento en las áreas académicas, sociales y emocionales a los niños jóvenes integrados en el campo de trabajo y finalmente el programa “Crear”, que ofrece a los jóvenes de 12 años en adelante el desarrollo de habilidades y potencialidades para integrarlos en el campo de trabajo.

Fundaciones para el autismo en Zulia “Mi experiencia muy particular la he tenido con los jóvenes que conforman el taller de talentos perteneciente al programa “Crear”, ha sido enriquecedora desde todo punto de vista; cada día van demostrando los logros a nivel de interacción social y comunicación que el taller les facilita a través de cada una de las presentaciones y por supuesto de las orientaciones de la terapista de aula, de la directora de la fundación, y de los pocos conocimientos que yo les he podido brindar a nivel musical”, afirma Betty Piña, coordinadora del programa de tratamiento de Fupanaz.

No obstante, Fupanaz brinda a los familiares sesiones para promover orientación y asesoría, grupos de soporte, charlas, seminarios informativos para los padres, talleres para hermanos, pero sobre todo para la intervención en crisis. Aunado a la atención terapéutica a una gran parte de la población con autismo que debido a sus escasos recursos económicos no tienen acceso a otros servicios.

A esta magnífica y loable labor puedes colaborar como voluntario, donando servicios y tiempo, asimismo participar en el plan de becas para cubrir el costo del tratamiento de un niño de escasos recursos económicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *