Maduro anunció la entrega del Bono Niño Jesús el cual estará dirigido a 4 millones de familias en toda Venezuela

Bono Niño Jesús para los regalos de la Navidad. Durante un acto de entrega de viviendas en el Desarrollo Habitacional Ciudad Tiuna, ubicado en la parroquia El Valle, Caracas, el mandatario nacional anunció que el Gobierno otorgará el Bono Niño Jesús a cuatro millones de familias venezolanas para garantizar los juguetes a los niños durante las fiestas decembrinas.

«A partir de diciembre, el Gobierno Bolivariano garantiza el Niño Jesús. Niño Jesús especial llega a los niños y niñas, quienes van a tener este año sus juguetes. Venezuela, aquí está, Bono Niño Jesús se llama. Cuatro millones de cesta tickets para la familia venezolana», expresó.

Explicó que esta bonificación se entregará a través del sistema del Carnet de la Patria. Maduro anunció que los días 1, 2 y 3 de diciembre se realizarán en todas las Plazas Bolívar del país jornadas especiales del Carnet de la Patria para las personas que lo hayan extraviado o que no hayan podido sacarlo.

En otro tema denunció que la proveedora de servicios financieros Euroclear tiene congelados mil 650 millones de dólares de Venezuela, a raíz de las sanciones de Estados Unidos.

Según el mandatario, que tildó el caso de secuestro, se trata de 450 millones de dólares líquidos y de mil 200 millones en títulos para importar alimentos y medicinas, en grave escasez en el país.

Los 450 millones “nos los tienen congelados desde hace seis semanas en Euroclear ¡Cese el secuestro de dinero venezolano en el exterior!”, dijo el mandatario.

“Tenemos además mil 200 millones en bonos emitidos por la República, aceptados por agentes económicos para vendernos medicinas y alimentos, y nos tienen los mil 200 millones de dólares secuestrados”, agregó.

Euroclear es un gigante de servicios financieros, incluida la custodia de valores, con sede central en Bruselas y clientes en unos 90 países.

Maduro vinculó esta cuestión con las sanciones impuestas en agosto pasado por Estados Unidos, que prohíben a los ciudadanos de ese país negociar nueva deuda emitida por el gobierno venezolano y la petrolera PDVSA.

Una fuente enterada de estos temas, que pidió mantener su nombre en reserva, dijo recientemente a la AFP que el Banco Central de Venezuela tenía paradas sus operaciones por Euroclear, incluidas importaciones de alimentos.

Según esa versión, debido a las sanciones de Washington el país petrolero debe cumplir ahora con nuevos requisitos de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos, que dificultaban los giros. Euroclear no puede poner en riesgo su mercado en Estados Unidos, advirtió la fuente.

Venezuela y PDVSA -que aporta 96% de las divisas del país- fueron calificadas en default parcial por un grupo de acreedores y las calificadoras de riesgo Standard & Poor’s y Fitch, ante pagos con retraso de intereses y capital de sus títulos de deuda. Ahogada por sus problemas de flujo de caja, Venezuela sufre además una creciente inflación que el FMI proyecta en más de 2 mil 300% para 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *