condena de los narcosobrinosLa condena de los narcosobrinos se conocerá el 7 de marzo del 2017 sin embargo las proyecciones pueden modificarse según advierten allegados a este juicio.

El plazo de tres meses para darse a conocer la condena de los narcosobrinos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y de su esposa Cilia Flores, quienes fueron declarados culpables de narcotráfico el pasado viernes en Nueva York, pudiera favorecerles si en ese tiempo exponen los vínculos de sus familiares con el caso.

Así lo reseñó la periodista Emili Blasco en un reportaje especial publicado en el portal ABC de España, en el que advierte que “el cooperar con la justicia estadounidense” puede hacer que la condena de los narcosobrinos se reduzca.

“Su dilema es que tendrían que denunciar a parte de su familia, presumiblemente también envuelta en actividades delictivas, según se desprende de las pruebas examinadas en el juicio. La información podría servir en otros procesos contra altos cargos del chavismo.”

La condena de los narcosobrinos Efraín Campos y Franqui Flores, de 30 y 31 años, respectivamente, pudiera cambiar porque estos jóvenes «hasta ahora no se daban cuenta de que la familia les estaba sacrificando, aconsejándoles no delatar a nadie y convenciéndoles de que podían quedar libres, pero cuando este fin de semana recapaciten en su celda es posible que la situación cambie completamente», afirman fuentes que han participado en la investigación del caso.condena de los narcosobrinos

Expusieron en este mismo sentido que al principio la agencia antinarcóticos de EE.UU. y la Fiscalía se sorprendieron de que los sobrinos no quisieran cooperar, porque es lo que hacen todos los narcotraficantes, pues «nadie se autoinmola y acepta sin más una posible cadena perpetua».

“Una persona que recientemente habló con la familia de los Flores –la matriarca es Cilia Flores, la esposa de Maduro, que desde hace tiempo ha colocado en buenas posiciones a gran parte de su parentela– asegura que la pareja presidencial decía estar convencida de que los cauces abiertos con Thomas Shannon, el enviado del Departamento de Estado para la crisis de Venezuela, finalmente permitirían liberar a los dos jóvenes, detenidos en noviembre de 2015 en Haití.»

 

«Están acostumbrados a que en Venezuela no haya separación de poderes, y creen que en todos los lugares es igual», decía ese empresario.

Narcosobrinos y sus protegidos

El trabajo publicado en ABC destaca además que los narcosobrinos estarían intentando proteger a los siguientes integrantes de su familia: su primo Nicolás, hijo del presidente venezolano, señalado por alguno de los testigos escapados a Estados Unidos.

También intentarían proteger a su tío Vladimir Flores, inspector general del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, que en este juicio apareció como el suministrador de la droga, y en cambio dirigir la atención de Estados Unidos hacia otros jefes del chavismo, como Diosdado Cabello.

De hecho, en una de las grabaciones escuchadas en el juicio, un interlocutor le dice a uno de los sobrinos: «Cabello no quiere hacer este trabajo contigo», dando a entender que quien fue presidente de la Asamblea Nacional está también metido en operaciones de narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *