[youtube video=https://youtu.be/Ip2WtK29WpI]

Luego del cacerolazo a Maduro en Villa Rosa que lo hizo correr y hasta golpear a una mujer, han salido a la luz diversas denuncias.

La noche del viernes el presidente Nicolás Maduro se encontraba en la urbanización Villa Rosa ubicada en la Asunción en la Isla de Margarita con la finalidad de inaugurar y hacer entregas de unas casas enmarcadas en la Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor. Para su sorpresa, el rechazo de la población por su presencia provocó un gran cacerolazo, por lo que tuvo que irse del lugar inesperadamente. El cacerolazo a Maduro en Villa Rosa se conoció rápidamente en las redes sociales gracias a la difusión del material audiovisual hecho por los habitantes del lugar, sin embargo Braulio Jatar, director del portal digital Reporte Confidencial, fue detenido por divulgar un video de los hechos.

La detención de Jatar que ya cumple más de 48 horas ha sido calificada como la de un preso político más, pues se está condenando la libertad de expresión. Pero no solo fue detenido este abogado y director del medio de comunicación, sino que además luego del cacerolazo a Maduro en Villa Rosa se conoció que fueron detenidas por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) unas 40 personas, según lo constató el Foro Penal Venezolano. Sin embargo después de varias horas todos fueron liberados a excepción de Jatar.

Según se publicó en Reporte Confidencial, Braulio Jatar será imputado «por el cargo de legitimación de capital de acuerdo a la información que el propio Abogado suministro en una corta visita que le permitieron a su esposa» y los funcionarios afirman que al momento de su detención se encontró una fuerte suma de dinero en su vehículo, sin embargo «familiares aseguran que todo ha sido un montaje para sacar de circulación el medio de comunicación que dirige el abogado Jatar, por cuanto siempre ha sido una ventana para dar a conocer la realidad del país dicho por los propios ciudadanos venezolanos».

Suspensión de los Clap

Como retaliación política, el gobernador del estado Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, habría ordenado la suspensión del operativo de los Comités Locales de Alimentación y Producción (Clap). El diputado de la MUD, José Manuel Olivares, denunció a través de la red social Twitter que el gobernador ordenó la suspención de venta de bolsas de comida de los Clap en el sector Villa Rosa, en la isla de Margarita, por el cacerolazo que le hicieron a Maduro.

Hablan los testigos

“Él dio un mal ejemplo con su agresividad, porque no se bajó de su camioneta a saludar sino a agredir. Él es el Presidente, y debe dar otro tipo de mensaje”.

El portal digital El Pitazo consultó a personas que participaron en la protesta, quienes aseguran que el presidente Nicolás Maduro rompió su propio cordón de seguridad, no para saludar a los vecinos de la zona, sino para agredir a quienes lo caceroleaban.

“Se vio cuando se le fue encima a una muchacha y golpeó a otro muchacho también y dejó a una embarazada en estado de shock, porque les arrancaba las cacerolas de las manos y después vimos como todos sus escoltas con pistolas en las manos amedrentaron a la gente”, enfatizó uno de los testigos consultados por el medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *