Los últimos acontecimientos en el país hacen sospechar de los resultados del diálogo Gobierno – MUD.

Luego del primer encuentro para el diálogo Gobierno – MUD, ciudadanos se dividen entre quienes lo apoyan y los que no, así como los partidos políticos que integran la Mesa de la Unidad Democrática. La muchos sostienen en que no hay condiciones reales ni disposición por parte del presidente Nicolás Maduro y personeros del gobierno en resolver la situación. Los últimos acontecimientos en el país, más específicamente en Ciudad Guayana, son parte de los argumentos.

«Ese diálogo no va a dar resultados. Ve lo que pasó el fin de semana con los colectivos que no respetan ni a las iglesias por protestar por algo que nos afecta a todos, como es el hambre. Yo no soy de ningún partido, pero para mí es más de lo mismo», opinó Sebastiana López, habitante de la parroquia Dalla Costa en San Félix.

López hace referencia al ataque de colectivos identificados con franelas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), entre ellos funcionarios de la alcaldía de Caroní, quienes arremetieron contra un grupo de católicos que desplegaron una pancarta como protesta pacífica por el hambre y la inseguridad. El grupo oficialista atacó con armas blancas y de fuego según denunciaron testigos y víctimas.

«De verdad espero que el diálogo ente el gobierno y la oposición traiga resultados positivos. Que no sea solo reuniones y al final Maduro termine haciendo lo que le da la gana, como el TSJ que ahora dice quién es venezolano y quién no», expuso Vicente Marrón, habitante de la parroquia Unare en Puerto Ordaz.

Dos tendencias, dos visiones

Para la sociedad civil simpatizante del oficialismo es necesario el diálogo gobierno-MUD, en un intento por dirimir las diferencias entre ambos factores, más no contemplan que eso implique un cambio de gobierno.

«Al final somos un mismo pueblo y debemos buscar la manera de que entre todos recuperemos el país. Claro que hay problemas, pero con protestas violentas, porque siempre terminan guarimbeando, no vamos a lograr nada», dijo Carmen Torrealba, habitante de la parroquia Simón bolívar en San Félix, y simpatizante del sector oficial.

El tema del diálogo gobierno-MUD no solo ha generado expresiones en contra del oficialismo, sino también hacia la dirigencia de la coalición opositora.

«El gobierno llama a diálogo, pero no está dispuesto a salir por vía electoral y constitucional. Buscan negociar para quedarse en el poder, y los de la MUD no escuchan el descontento del pueblo, porque cuando estamos en la calle, ellos solo quieren andar con los mismos discursos», manifestó Rogelio Rosas, habitante de la parroquia Unare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *