La parroquia Pozo Verde de Guayana ha sido la más afectada por el paludismo en Venezuela, muriendo una decena de personas.

Al menos una decena de personas han muerto por el paludismo en Venezuela solamente en la parroquia Pozo Verde del municipio Caroní en Guayana, donde se han registrado el mayor número de casos en la ciudad, por tratarse de una zona rural, siendo el principal problema la falta de tratamiento.

Para el dirigente político Wilson Castro, es necesario declarar emergencia por la situación de paludismo en Venezuela, enfermedad que ha cobrado la vida tanto de niños como adultos.

“Es un cuadro que debe llamar a la reflexión y la acción de las autoridades nacionales, regionales y municipales”, manifestó el también líder del movimiento Gente de Guayana.

En el ambulatorio de la comunidad, alrededor de 400 personas acuden diariamente con síntomas de paludismo, resultando positivos los exámenes en el 80% de los casos.

“Preocupa que esta es una parroquia con muy baja densidad poblacional, de características rurales, donde los ciudadanos no tienen para comprar los medicamentos y el Estado no se los está entregando de manera eficiente”, agregó Castro.

Sin tratamiento

El tratamiento puede llegar a tardar una semana o más, y aunque debe aplicarse hasta por 14 días, las dosis entregadas apenas alcanzan para tres días, por cuanto los afectados están propensos a contraer la enfermedad una vez más.

Por otra parte, la falta de información sobre el paludismo en Veneuela agrava el problema, ya que no existen planes preventivos para evitar o erradicar la enfermedad en la zona.

“Un Gobierno que se dedica a inventar guerras imaginarias, lo mínimo que esperamos es que pueda ganar el combate contra el paludismo, pero lo está perdiendo”, denunció.

El dirigente recuerda que esta enfermedad está erradicada en varios países del mundo, algunos de ellos en el continente africano, por lo que “es un sinsentido que Venezuela viva una situación tan vergonzosa con el paludismo cuando el Gobierno se ufana y alardea tanto de sus políticas sociales y su capacidad para brindar asistencia médica a los ciudadanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *