frontera

A pesar de haber promulgado leyes para el desarrollo de la frontera, en el mundo de la fantasía ha quedado la promesa de riqueza y empleo.

Como puras fantasías calificaron  empresarios de la frontera la política de desarrollo del gobierno de Nicolás Maduro a propósito de los dos primeros años de vigencia de la Zona Económica Especial y el primer aniversario de la aprobación, vía decreto habilitante, de la Ley Orgánica de Fronteras.

A pesar de que, a la hora de la promulgación de ambos instrumentos, se prometió transformar la frontera en un emporio económico para la exportación, los resultados son pobres.

“En vez de desarrollo lo que hemos tenido aquí es más crisis, desempleo y empobrecimiento general de la población. Maduro y José Vielma nos mintieron cuando vendieron la idea de la Zona Especial y la Ley de Fronteras, como la panacea para la región”, indicó un empresario de San Antonio consultado.

Tanto el presidente como el gobernador del Táchira anunciaron la inminencia de un plan de exportaciones masivas desde la frontera. “Exportaciones que serán un relanzamiento económico vigoroso de la zona fronteriza del Táchira con miras al mercado colombiano y otros países”.

La verdad es que, al contrario de lo prometido, la frontera ha sido objeto de un cierre que duró un año, militarización, represión y cierre masivo de empresas lo que ha limitado el parque industrial apenas a un 25% de lo que existía hace cuatro años en la zona.

Quiebra masiva

La zona de frontera no ha podido recuperarse de las medidas del gobierno venezolano que ordenó el cierre del intercambio comercial y las restricciones al tránsito peatonal lo que ha generado la ausencia del tradicional comprador colombiano que alimentaba la vida comercial en San Antonio y Ureña.

Decenas de comercios han cerrado sus puertas por lo que  en el eje fronterizo del Táchira se ha incrementado el desempleo.

“Nada de exportaciones. El gobierno sigue pensando que exportar es firmar un decreto y listo. Exportar amerita de apoyo crediticio, de insumos, infraestructura, servicios consolidación empresarial. Esto parece muy evidente pero para el gobierno” indicó la fuente consultada.

Señaló que con cortes a diario de luz, fallas en el suministro de agua y una frontera parcialmente abierta, es muy poco lo que el empresario puede hacer para exportar. “Tenemos el potencial pero el gobierno es nuestro principal enemigo” concluyó.

 

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *