indigenas_mafia_frontera

Foto cortesía Diario Los Andes

A pedir limosna trasladan a los niños indígenas desde el Zulia hasta el Táchira, y los someten a vivir como mendigos, se trata sobre todo de niños de la étnia Yukpa, que fueron retornados a su región de origen en un operativo especial.

Por quinta vez este año, trasladan un grupo de indígenas Yukpas desde la capital del Táchira, hasta su lugar de origen  en la Sierra de  Perijá, del estado  Zulia, desde donde los traen, sobre todo a niños y mujeres, a quienes someten a pedir limosna, operando a órdenes de una supuesta mafia que está siendo investigada.

La información la precisó el defensor del pueblo del Táchira, Hugo Caro quien se encontraba en el Terminal de Pasajeros, donde embarcaba a 60 personas de la comunidad Yukpa, en un procedimiento conjunto entre organismos policiales, Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y organismos defensores de menores.

En el grupo  45 de los indígenas eran niños,  con edades comprendidas entre meses  de nacidos y 8 años. Todos vivían como mendigos en calles y plazas. Las investigaciones apuntan a que se trata de una mafia que los utiliza. Dijo Caro que los niños reciben dinero de la gente y ese dinero se lo arrebatan quienes están detrás de ellos, según se presume, es una mujer y un hombre también Yukpa.

Niños forzados a pedir: una escena repetida

En anteriores ocasiones se ha repetido la escena en las calles de San Cristóbal, capital del fronterizo estado del Táchira. Son traídos los niños indígenas desde el Zulia, soltados en las vías como limosneros y deben ser recogidos luego por la autoridad y devueltos a su punto de origen.

Es un cuadro desolador, ver  niñas de 12 años cargando bebés en sus brazos, que no se sabe si son sus madres  o deben cuidar de ellos, y las ubican en avenidas para pedir dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *