Conozca la realidad y penurias de los venezolanos en BrasilMás de mil venezolanos en Brasil piden asilo.

Los venezolanos en Brasil, no corren mejor suerte que el resto de los paisanos que están en el exterior. La mendicidad en el territorio brasileño ha despertado las alarmas de las autoridades de Pacaraima, localidad ubicada al norte de ese país, producto de la gran cantidad de venezolanos que están deambulando por las calles y viviendo a la intemperie en las aceras.

Para el congresista Hiran Gonçalves, la situación de la frontera representa un grave problema. «En Boa Vista, la mayoría de ellos buscan maneras de sobrevivir, vagando por las calles, vendiendo objetos o lavando parabrisas de los automóviles» aseguró el parlamentario sobre la situación de los venezolanos en su país.

De Bolívar a Brasil

Anteriormente, miles de venezolanos recorrían un trayecto de más de ocho horas para llegar a Santa Elena de Uairén, el municipio Gran Sabana en el sur de Bolívar y comprar alimentos; sin embargo, la dinámica en los últimos meses ha cambiado, debido a que se ha incrementado la migración masiva de personas que buscan una mejor calidad de vida, hacia el norte de Brasil.

Este hecho tiene preocupados a los brasileños, principalmente en la población de Pacaraima, donde está ubicada la puerta de entrada a Brasil, en el estado de Roraima, a 15 kilómetros de Santa Elena de Uairén, pues las autoridades aseguran que se hace notar la presencia de los venezolanos.

Indígenas huyen a Brasil… ¿»obrigado»?

Frente a la gran crisis presente en el país y la falta de alimentos, una treintena de indígenas venezolanos se han vistos obligados a huir a suelo brasileño para poder sobrevivir.

“En Brasil hay comida, en Venezuela no” aseguran los Waraos.

De acuerdo con información publicada en el portal www.runrun.es estos indígenas, pertenecientes en su mayoría a la etnia Warao, intentan comunicarse con el alcalde de Pacaraima, Juliano Torquato para explicarle la situación que viven en Venezuela y la necesidad que tienen de establecerse en ese país.

Solicitudes de asilo

Brasil ha sido sacudido, en los últimos meses, por un torrente de inmigrantes venezolanos que cruzan la frontera de Roraima con la esperanza de que el país vecino les ofrezca una vida mejor, trabajo, o al menos comida.

En el estado brasileño, más de mil venezolanos han solicitado refugio, en lo que va del primer trimestre del año. Lo que refleja casi la mitad del total de pedidos que se formularon durante todo el año 2016, informó la Policía Federal.

El año pasado, las autoridades de Brasil recibieron un total de 2 mil 230 solicitudes de asilo, una cifra que se superará ampliamente, debido a que otros 5 mil venezolanos ya han pedido cita hasta octubre de 2017 para realizar el mismo trámite, según datos oficiales de la Policía Federal de Roraima.

Venezolanos en Brasil

Mientras unos logran restablecer su vida en una tierra nueva y, en casos particulares, con empleos estables. Otros migraron para dedicarse a los oficios informales: lavar vidrios de carros, cargar sacos de alimentos e, incluso, pedir limosnas. Y algunos, lamentablemente, han estado involucrados en hechos delictivos.

María José Pacheco, es una de los tantos venezolanos en Brasil, que dejó su país, a tres hijos menores de edad y su trabajo de profesora de educación integral para vender naranjas, 12 hora al día y pese a todo eso, está satisfecha.

«Aquí se consigue comida y se trabaja duro, pero el dinero rinde» aseguró Pacheco.

Cabe acotar que, la gran cantidad de extranjeros en Brasil, ha sobrecargado los servicios de salud, razón por la que la Gobernadora de la capital brasileña decretó en diciembre del año pasado un estado de emergencia, que sigue vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *