Representantes de la MUD en la mesa de diálogoA su salida de la reunión de los representantes de la MUD en la mesa de diálogo con los mediadores, Torrealba aseguró que surgieron nuevos planteamientos.

Pasadas las cinco de la tarde de este martes se inició la reunión de los representantes de la MUD en la mesa de diálogo exclusivamente con los mediadores del proceso: el representante del Vaticano, el secretario ejecutivo de Unasur Ernesto Samper y los ex mandatarios José Luis Rodríguez Zapatero y  Martín Torrijos. Jesús «Chúo» Torrealba, Carlos Ocariz y Timoteo Zambrano, representantes de la MUD en la mesa de diálogo, llegaron al Hotel Gran Meliá Caracas cada uno por su parte para el encuentro en el que desarrollarían como primer punto el caso de los presos políticos y la situación de huelga de hambre que se desarrolla en los calabozos del Sebin.

Al término de la reunión, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Chúo Torrealba, aseguró que la presión ejercida por el Vaticano a través de la carta de monseñor Pietro Parolin, además de la ejecutada por la MUD surtieron efecto positivo sobre el Gobierno. Reveló que en el encuentro con los facilitadores se hizo un nuevo conjunto de propuestas para reactivar el diálogo.

«Nosotros esas propuestas las hemos recogido, se las vamos a plantear a la Mesa de la Unidad Democrática y va a debatirlas, e informará oportunamente al país nuestra posición».

Recalcó que hubo un punto positivo «hubo un punto de inflexión en las propuestas del diálogo nacional que estaba amenazado de muerte por el incumplimiento del Gobierno».

Más temprano, los representantes de la oposición se reunieron con el monseñor Claudio María Celli, enviado del Vaticano, en la Nunciatura Apostólica, donde confirmaron que no se sentarán nuevamente en la mesa de negociación con el Ejecutivo Nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *