Al menos 42 pacientes renales están en riesgo de perder la vida porque el único centro de diálisis en San Félix, estado Bolívar se encuentra en condiciones precarias.

 

Según un reportaje publicado por el Diario Correo del Caroni de Ciudad Guayana, el Centro José Gregorio Hernández cuenta con 17 máquinas para la diálisis, de las cuales solo funcionan cinco, “por lo que redujeron el tratamiento de cuatro a dos horas al día”.

Además, aseguran que los 42 pacientes que reciben el tratamiento, “deben comprar casi todos los insumos por falta de dotación del IIVSS”, lo que aumenta la probabilidad de morir por falta de medicinas o de horas de diálisis.

Asimismo, indican que en Ciudad Guayana hay sólo cuatro centro de diálisis, de los cuales uno está cerrado, dos están funcionando en Puerto Ordaz y el de San Felix donde están remitidos estos 42 pacientes renales.

Todas las unidades de la ciudad son privadas, que reciben del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) todos los medicamentos requeridos y un monto en metálico por cada paciente, para mantener las operaciones, mientras los dueños deben pagar el personal y el mantenimiento de las máquinas.

En la unidad de diálisis José Gregorio Hernández, los pacientes deben comprar casi todos los insumos que requieren para dializarse. Debido a la poca disponibilidad de máquinas, los turnos de diálisis se redujeron de cuatro a dos horas. Los enfermos reciben a medias el tratamiento que requieren y su salud se deteriora a pasos agigantados.

 

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *