Este jueves, la asociación Médicos Unidos por Venezuela solicitó a se envíe una comisión  observadora  de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para comprobar las violaciones a los derechos humanos a las  es sometido el personal de salud en el país.

Así mismo,  pidieron a a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que interceda ante el gobierno de Nicolás Maduro para que aplique mecanismos de control y sanciones por las agresiones.

También se describe el hostigamiento que se ha hecho a Jorge Pérez, ginecoobstetra de la Maternidad del Sur de Carabobo y activista a favor de los Derechos de las Embarazadas con la campaña pública “Salvemos la Maternidad del Sur”. A Pérez se le ha amedrentado con despido indirecto y amenazas a su integridad personal en días pasados, indica el texto. Agrega que este especialista sufrió agresiones violentas mientras pretendía cumplir con una actividad de carácter religioso junto a un grupo de una pastoral de salud, el sábado pasado. “Los derechos humanos de Jorge Pérez han sido violentados flagrantemente y a la luz pública, con evidencias en testimonios, videos y fotografías”, afirma.

El texto indica que “se está suscitando una serie de acontecimientos en los que prevalece la violencia física y psicológica ejercida por agentes inescrupulosos del gobierno del presidente Maduro en contra de médicos, enfermeras, personal de salud, entre otras personas que ejercen su derecho fundamental a la protesta pacífica originada por las paupérrimas condiciones de los hospitales, por la carencia de insumos, medicinas y vacunas que están cobrando víctimas, sobre todo en los sectores más vulnerables de la población”.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *