Salas situacionales chequeaban a electores con números de su carnet de la patria.

“Nadie puede votar con el carnet de la patria ”. Esto lo afirmaban las autoridades del Consejo Nacional electoral (CNE) y hasta dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ante rumores y denuncias sobre el uso de este instrumento en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre.

Sin embargo, esto era parte de lo que ocurría aquel domingo, según las denuncias de los electores:

«-Buenos días, la llamamos de la sala situacional en Bauxilum, Queremos saber si ya votó.

-Sí, ya voté.

-¿Nos facilita su número de carnet de la patria, para registrarla en sistema?»

Estas llamadas también se hicieron el 30 de julio cuando el PSUV celebró sus elecciones de una desconocida Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Más tarde, las denuncias que llegaban por todas las redes sociales es que en centros de votación estaban permitiendo el sufragio, no con la cédula de identidad como único documento válido para votar, sino con el instrumento implementado por el gobierno de Nicolás Maduro.

La situación se registró en varios estados, como Bolívar, Anzoátegui, Aragua, entre otros.

“En cada centro electoral va a haber un control del carnet de la patria para saber toda la avalancha humana que va a salir a votar”, había dicho el presidente Nicolás Maduro en cadena nacional.

“Vamos a votar con consciencia para consolidar la paz. Vayan a votar con su carnet de la patria y con su cédula”, invitó Maduro ese domingo luego del toque de diana.

A las afueras de algunos centros de votación habían toldos que chequeaban a votantes con el carnet de la patria, aunque estos eran independientes al proceso electoral.

Carnet de la patria: mecanismo de presión electoralBeneficios del carnet de la patria

El gancho para que la gente saque el carnet de la patria ha sido la oferta de diferentes beneficios, entre ellos el depósito inmediato de un monto de dinero, del cual no hay evidencia que así sea, más que afirmaciones de boca hecha por seguidores del chavismo.

Más que un beneficio, el carnet de la patria pretende convertirse en parte de un apartheid político en Venezuela, al condicionar los beneficios sociales del Estado por medio de este documento.

Uno de esos beneficios es el derecho a la salud y la alimentación. Primero fue advertido que las bolsas de comida a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) serían entregados solo a portadores del carnet de la patria.

El  ministro para la Salud, Luis López, dijo que para obtener un medicamento a través del 0800-Salud Ya, se deben ofrecer los datos del carnet de la patria del beneficiario para luego retirar la medicina solicitada en un módulo de Barrio Adentro

El hecho es que con el carnet de la patria han buscado dominar a un sector de la población, lográndolo en algunos casos, siendo en otros un mero formalismo de subsistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *