Por falta del servicio de agua los caraqueños se ven obligados a comprar camiones cisternas para abastecerse, pagan el vital liquido a un precio especulativo  desde 6 millones hasta 20 millones de bolívares dependiendo de la topografía de las zonas.

“En comunidades de Chacao, que llevaban dos semanas sin agua, tuvieron que llamar a estas unidades y les cobraron 6 millones por el servicio”, dijo Gabriel Santana, dirigente vecinal.

En los sectores de ese municipio el agua es casi inexistente, por lo cual el malestar de los residentes generó ayer una reunión entre el presidente de Hidrocapital, Edison Torrealba, y el alcalde Gustavo Duque, en la cual acordaron crear mesas de trabajo para tratar el tema.

“Después de la reunión comenzó el suministro en algunas zonas y se espera que en horas esté restablecido en todo el municipio”, informó Santana.

Hidrocapital adjudica el problema a los cambios de tuberías en ciertas localidades; sin embargo, vecinos dudan que ese motivo afecte a toda la ciudad.

“En Chacao la situación es caótica, ha ido en decadencia; ya no existe ni siquiera el absurdo cronograma. Es un irrespeto constante y una burla hacia la comunidad”, reclamó uno de los habitantes.

Residentes de Los Naranjos, municipio El Hatillo, denunciaron que los camiones cisterna han cobrado 20 millones de bolívares por el servicio. Sin embargo, los conductores se defienden.

 

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *