Un reo fue operado en el hospital de ciudad Bolívar por obstrucción intestinal provocado por la ingesta de ratas.

El hecho ocurrió hace cuatro días, pero fue un video en redes sociales con el que se dio a conocer la noticia de un paciente operado en el hospital de Ciudad Bolívar, el Complejo Universitario Ruíz y Páez, quien presentó una obstrucción intestinal luego de haberse comido dos ratas.

De acuerdo con informaciones extraoficiales, se trata de un privado de libertad de la cárcel de Vista Hermosa de Ciudad Bolívar, capital del estado Bolívar. Unos afirman que días antes de ser intervenido quirúrgicamente se había comido las ratas luego de pasar dos días sin ingerir alimento, este habría sido su última opción. No obstante, otra versión asegura que fue castigado en el recinto penitenciario y obligado a comerse los roedores.

El paciente, del cual se desconoce su nombre, llegó al hospital sin ropa, con nauseas, vómitos y distensión estomacal. Galenos comentaron que estos malestares fueron ocasionados una obstrucción a nivel del píloro, una estructura del estómago, causada por los huesos y cartílagos que quedaron allí alojados, y por ello la severa obstrucción intestinal.

Frecuentemente han llegado denuncias de estos casos en las cárceles venezolanas, pues muchos reos no consumen alimentos si los familiares no les llevan, y el Estado no se hace responsable.

En 2017, el director del Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, destacaba que el hacinamiento y las muertes por desnutrición eran las principales violaciones de derechos humanos en las cárceles venezolanas.

“Los presos están más flacos al punto que ahora tenemos presos muertos por desnutrición, eso nunca se había visto. Una de las cosas que  nos tiene que llamar la atención es que una persona cuando va a prisión no va a que lo maten”, dijo Prado en una entrevista al Correo del Caroní.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *