Las presiones hacia los empleados públicos no son nuevas, datan desde que Hugo Chávez ejercía el poder y por supuesto, su “hijo”, Nicolás Maduro repite lo aprendido.

Esta vez, los trabajadores de la “casa del poder comunal” en Barlovento recibieron una comunicación donde se les informa la obligatoriedad de acudir a la inscripción de Nicolás Maduro como candidato a las próximas elecciones presidenciales.

Según se lee en una pizarra dispuesta en el ente público, los empleados deberán llegar a las 8:00 y saldrán a las 4:30.

Cabe destacar que Nicolás anunció su inscripción para el martes 26 de febrero, ante la Junta Nacional Electoral.

Información de LaPatilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *