En medio de la situación actual de la salud en Venezuela, el 63% de la población no cuenta con seguro médico.

Enfrentar la crisis de salud en Venezuela empieza por tener o no un seguro médico. No se trata solo de contar con una póliza, sino de poder pagarla. Por otro lado, ante una emergencia está la otra realidad, pagar un servicio privado o ir a un hospital, donde la situación es mucho más crítica.

El último informe de la Encovi (Encuesta sobre Condiciones de Vida Venezuela) correspondiente a 2016 señala que más de 63% de la población no tiene planes de seguros de atención médica, siendo un 10% de aumento con respecto a 2015.

Asimismo, refleja un significativo porcentaje de ciudadanos que perdieron su cobertura de seguro médico entre 2014 y 2016, atribuyéndosele a lo costoso de las pólizas, las cuales rebasan los 600 mil bolívares anuales para un adulto entre 20 y 35 años., monto que varía según los beneficios que incluyan.

¿Cómo sobrevivir sin seguro médico?

La crisis de salud en Venezuela hace que a pesar de no contar con un seguro médico, la gente evite ir a un hospital ante una emergencia.

Aun así, los hospitales privados son los servicios de uso más frecuente. El 34% usa servicios privados, mientras que los servicios ambulatorios y clínicas populares se redujeron en un 6%, el 31% pagan.

“Mi abuelo no tenía seguro médico, lo llevamos al Hospital Uyapar donde murió sentado en una silla de ruedas esperando porque lo atendieran porque no había medicamento. Cuando lo conseguimos ya era muy tarde”, cuenta un joven en Puerto Ordaz, víctima de la crisis de salud en Venezuela.

No se trata solo de pagar sino contar con el dinero. Los problemas de salud en Venezuela se agravan porque los pacientes dejan de acudir a una consulta o realizarse el tratamiento por falta de recursos.

“Yo no tengo seguro, y las consultas médicas están en 30 mil bolívares por lo menos, tengo chequeos de rutina pendientes porque el dinero no me alcanza con todos los gastos de rutina. No he comprado seguro médico no porque no quiera, es que no alcanza a pagarlo ni siquiera con las cuotas mensuales”, cuenta Virginia Castro, quien trabaja como secretaria.

Seguro médico, otro problema

Contar con seguro médico en Venezuela tampoco es la máxima tranquilidad. Muchos venezolanos cuentan con una póliza pero algunas clínicas no los reciben por deudas de las aseguradoras. Es frecuenta con los seguros para trabajadores de las empresas básicas.

“Tienes que rebotar de una clínica a otra porque no te aceptan”, dice Jesús Olivo, trabajador de una empresa básica.

Sobrevivir a la crisis de salud en Venezuela sin un seguro médico

En septiembre de 2016, afiliados a Seguros Sanitas de Venezuela denunciaron la suspensión del mismo en la mayoría de las clínicas en el país, teniendo incluso la amenaza de cierre de la empresa aseguradora, lo que en marzo de este año desmintió la compañía. Sin embargo, cambiaron los beneficios que ofrecían desde sus inicios y que lo hacían una oferta atractiva.

Anteriormente brindaba un plan de edad ilimitada, ahora los nuevos clientes deben ser menores a 60 años, como la mayoría de las aseguradoras.

Por otra parte, deben pagar el 30% del costo de cada servicio solicitado, asistencia que antes era cubierta en su totalidad.
Esto se debe a que por los problemas financieros de la compañía, los socios originales vendieron sus activos como ya han hecho muchas otras transnacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *