expropiaciones-sambil

“90% de las expropiaciones en Caracas no han sido pagadas”.

Hace unos días los habitantes de la parroquia La Candelaria salieron a protestar contra las expropiaciones, en especial la de un estacionamiento ubicado entre las esquinas de Tracabordo y Miguelacho. En ese espacio, el Gobierno alega que quiere realizar una edificación de la Misión Vivienda. Los manifestantes afirmaron que este no es un caso aislado, sino que están en presencia de una nueva ola de confiscaciones en el municipio Libertador.

Han transcurrido 8 años de la expropiación del Sambil de La Candelaria, y el temor de los habitantes de la zona sigue latente, debido a que afirman que las expropiaciones lo único que han hecho es quitarle valor a la zona.
Para Carlos Julio Rojas, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de La Candelaria, las expropiaciones solo representan una violación a la propiedad privada y al derecho humano. De igual forma, manifestó que “90% de las expropiaciones en Caracas no han sido pagadas. Es un vil y descarado robo”.

El temor para los que se quedan y los que se van…

Tal como recita la canción de Desorden Público “los que se quedan, los que se van… algún día volverán” es lo que piensa Mabel Zotes, una residente de la parroquia San Bernardino. Su hija vive en España desde hace 2 años y ella ya tiene el pasaje para irse el año que viene.

“Participé en la protesta porque le tengo pavor a las expropiaciones y el año que viene me voy a España para reencontrarme con mi hija, pero ni de broma vendo mi casa, porque pienso regresar cuando todo esto mejore” afirmó Zotes.
De igual forma, expresó que teme por la seguridad de su vivienda mientras este fuera del país, pero es un riesgo que debe tomar para poder estar con su hija y sus dos nietos.

¿Qué hacer ante una expropiación?

Cuando un propietario recibe la noticia de que un inmueble de su propiedad ha sido «expropiado» lo primero que debe hacer es
leer atentamente el decreto de expropiación.

Tal como afirma la abogada y especialista en Derecho Inmobiliario, a veces los decretos no son en realidad expropiaciones, sino una modalidad implementada por el presidente Hugo Chávez y por el ex Alcalde Metropolitano Juan Barrero, denominado «afectación» que en realidad no es una figura jurídica prevista en la Ley de Expropiación y cuyas consecuencias legales no se conocen, es decir, no se sabe en razón de qué se decreta, cuáles son los actos jurídicos que se puede o no se puede hacer con ese inmueble.

Generalmente el organismo que lo decreta manda una prohibición de venta al Registro Inmobiliario que le corresponde por el territorio, para que el propietario no pueda vender, pero muchas veces no es, como dice la ley de expropiación, por motivos sociales, sino que el ente que lo decreta se ampara por ejemplo en la Gran Misión Vivienda Venezuela, pero no especifica que se construirá y menos aún cuando.

“Si se inicia el juicio de expropiación que está en la Ley, entonces el propietario podría defenderse, alegar la inutilidad de la expropiación u objetar el precio fijado en el avalúo, designar perito para realizar nuevo avalúo, oponerse a la ocupación del inmueble sin que le hayan pagado y muchas otras defensas legales” aseguró Lovera.

Por esta razón el Estado no tramita los juicios porque eso le da oportunidad al dueño de defenderse. Generalmente el propietario queda indefenso porque la ley dice que quien tiene que iniciar el juicio de expropiación es el Estado o ente expropiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *