Fueron 10 años de extorsión por parte del sindicato de Muralla Roja hacia la empresa Metalmecánica del Orinoco.

La empresa en el estado Bolívar, Metalmecánica del Orinoco, denunció la extorsión de la que victima desde 2008 cuando el sindicato de la construcción, Muralla Roja, tomó las instalaciones arbitrariamente, armados y amenazando a todo el personal.

Andrés Escalona, secretario general de Muralla Roja, fue privado de libertad el mes pasado por extorsión, pero los apoderados de Metalmecánica del Orinoco denuncian un presunto vínculo entre la jueza segunda de control, Niurka González, con el dirigente sindical, pretendiendo darle la libertad. Exhortan al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel moreno, la intervención de los tribunales de control en el estado Bolívar.

Además de las extorsiones, denuncian que los trabajadores eran amedrentados para no denunciar y todo debía hacerse al son que les tocaran. El gerente de planta, Mauricio Barzo, fue secuestrado y la Embajada de Italia tuvo que intervenir. Por su liberación se pagó 2 millardos de bolívares.

Asimismo, aseguraron que Muralla Roja robó 20 planchones, de 0 mil dólares cada uno, los cuales forman parte de las estructuras para la construcción del tercer puente sobre el río Orinoco. La producción de la empresa estaba paralizada desde el año pasado y se retomó en marzo. Actualmente trabajan también en el acueducto Valencia-Puerto Cabello.

Yamile Crvajal, una de las apoderadas de la empresa, aseguró que las denuncias sí se hacían, pero la información la información era manipulada, bien con jueces comprados o amenazados, al igual que todo aquel que se atreviera a denunciar. Afirmó que de  de 890 empleados quedan 120, y muchos de ellos son ficticio pues «cobran pero no trabajan en la planta».

Aclaró que el empresa no tiene ninguna relación con Muralla Roja, sindicato del sector construcción y que los trabajadores que hoy reclaman beneficios, tampoco tenían relación legal con Metalmecánica del Orinoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *