El presidente de Fedeindustria Bolívar busca motorizar la adecuación de los puertos fluviales y vías terrestres, para consolidar la zona franca en Santa Elena de Uairén y la Zona Económica Especial en Ciudad Guayana.

Fedeindustria Bolívar plantea que Guayana cuente con una oficina del Ministerio para el Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras para la atención a los exportadores e inversionistas, y así incrementar el intercambio y flujo comercial con Brasil, Surinam, Guyana y las islas del Caribe, como Trinidad. Esto con el objetivo de aprovechar todo el potencial humano e infraestructura que posee la región.

“Esto permitirá agilizar los trámites de permisiones y acompañamiento técnico para la colocación en el mercado foráneo de la producción ‘Hecho en Bolívar”, cuya demanda se incrementa por su alta calidad, la excelente ubicación geográfica, la salida al mar y la cercanía por vía terrestre”, esbozó Tomás Guerra Roa, presidente de Fedeindustria Bolívar, quien recordó que la recién aprobada Ley de Inversiones Extranjeras Productivas permite a los empresarios sacar el 100% de sus capitales.

Así mismo, la modificación del convenio cambiario N° 34, reconoce que el exportador administra 80% de las divisas que genera. La organización viene impulsando la instalación de una Zona Económica Especial en Punta Cuchillo, y una zona franca en Santa Elena de Uairén que a la postre motorizará las exportaciones, articulando esfuerzos técnicos y humanos con la Gobernación del estado y el ente rector para al desarrollo, la Corporación Venezolana de Guayana.

“Esto es vital para incentivar a los industriales, a la empresa metalmecánica y al sector servicios; a todos esos inversionistas que desean involucrarse con sus capitales, pero requieren garantías para incrementar su capacidad y colocar sus productos en Brasil y las islas del Caribe, dando auge a la dinámica comercial de Guayana”.

Para el presidente de Fedeindustria Bolívar, la región no solo tiene capacidad para exportar materia prima, y así se ha demostrado en los últimos años con el comercio de piezas y partes metalmecánicas, granito, bloques, cabillas, alambre de púas, materiales agrícolas, sistemas de construcción, muebles, maseteros y bolsas plásticas.

La madera de pino Caribe, que deja de ser un commodity y se convierte en atractivos insumos para la industria de la construcción; minerales no metálicos y el aporte de la industria metalmecánica, son apenas algunos de tantos productos que revisten importancia para Trinidad, Guyana, norte de Brasil, y Surinam, por mencionar los mercados más cercanos.

Además, destaca que este empuje será vital para la industria turística regional, pues se abrirían nuevamente la posibilidad de observar los cruceros en los principales puertos del río Orinoco. (Con información de Prensa Fedeindustria Bolívar)

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *