Según Hidrobolívar, otras zonas de Ciudad Guayana se han quedado sin agua por “sabotajes” en los acueductos.

Gustavo Imeri, presidente de Hidrobolívar, informó sobre los trabajaos en Golfo II, perteneciente al acueducto Macagua, que mantiene sin agua a San Félix desde el pasado 2 de marzo.

Indicó que aunque las autoridades están en pleno período de investigación, no descarta que estos ataques formen parte “de un terrorismo dirigido a frenar la distribución de agua potable en la entidad”.

La versión de Hidrobolívar es que hubo un hurto de cables de cobre en Golfo II, perteneciente.

“Fuimos objeto de una condición anormal en esta estación que surte al 60 % de la aducción de agua hacia San Félix, producto de un hurto del cableado que alimenta los motores de este golfo, lo que originó una sobrecarga en una de las líneas e incendió todos los cuadros de potencia y control”, refirió.

Señaló que el martes en la mañana se colocó en funcionamiento dos de las tres bombas que salieron fuera de servicio en Golfo II, al tiempo que detalló que la próxima será instalada el viernes, “luego de sufrir daños por sobrecarga”.

“Este dispositivo está siendo reparado en un taller, para así restituir completamente el servicio que meses atrás teníamos y que hemos venido restableciendo progresivamente”, acotó.

El presidente de Hidrobolívar también informó que el acueducto Este de San Félix, ubicado en la UD-128 de la parroquia 11 de Abril, fue objeto de “una arremetida con el desmantelamiento de los cables y del tablero de control”.

Asimismo, señaló que el sábado fueron víctimas de un “nuevo sabotaje”, pero en esta ocasión en el acueducto Industrial, dejando sin agua las zonas residenciales de la parroquia Unare, las industrias briqueteras y del sector aluminio.

“A esto se agrega una incursión, que gracias al equipo que se conformó el viernes logramos detectar a tiempo, en el que se planeaba hacer una maniobra inusual en esta planta que alimenta a Sidor. Aunque ese día recobramos  las condiciones en el industrial, fue necesario extraer un motor que actualmente está siendo revisado en los talleres para su puesta en marcha”, enfatizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *