Todas las personas que entraban o salían del hospital de Guaiparo en San Félix eran revisados.

Presuntamente para evitar la salida de insumos y medicinas que luego son revendidos a las afueras del Hospital de Guaiparo en San Félix, estado Bolívar, este jueves fue tomado por la Guardia Nacional, cuyos funcionarios revisaban a todas las personas, tanto personal médico como familiares de pacientes, antes de ingresar y a la salida del centro hospitalario.

En el Hospital Ruíz y Páez en Ciudad Bolívar se tomó la misma medida, mientras que en el Uyapar en Puerto Ordaz aún no ha sido militarizado.

Por otra parte, el personal de salud que labora en el Hospital de Guaiparo considera que se trata de una medida de amedrentamiento por las denuncias que han venido realizando en los últimos días, por falta de insumos, medicamentos, luz y agua.

Los apagones han sido frecuentes y ya está el antecedente de la muerte de seis neonatos en el Pediátrico Menca de Leoni, porque falló la planta eléctrica de la sala de terapia intensiva neonatal. De hecho, los médicos son investigados a raíz de que esa información saliera publicada en los medios de comunicación.

Los galenos han advertido sobre el cierre técnico del hospital de Guaiparo por estar de manos atadas para brindar atención a los pacientes, cuyos familiares deben adquirir por cuenta propia cada insumo y medicamento que requieren, muchos de ellos conseguidos a sobreprecio a las afueras del hospital, incluso con el logo del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS).

De los que se han tenido conocimiento, han muerto en el pediátrico Menca de Leoni, 28 niños en lo que va de año por desnutrición, y más de 100 pacientes en el Hospital Dr. Raúl Leoni por falta de insumos y medicinas. Familiares denuncian también la insalubridad en las instalaciones por la falta de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *