el reventon carlos oteyza madridCon tres documentales llamados El Reventón, Carlos Oteyza relata de manera amena, clara y directa los inicios de la explotación de petróleo y su desarrollo en Venezuela. 

La noche de este martes se proyectó en Madrid la primera parte de El Reventón (1883-1943) un documental del cineasta e historiador venezolano, Carlos Oteyza en el que se narra cronológicamente la historia del desarrollo petrolero en Venezuela.

La historia de “amor- odio” alrededor del petróleo fue siempre así, desde la llegada de extranjeros al país a explotar el oro negro y el resentimiento que creció por parte de los venezolanos, al no ser tratados como iguales durante el trabajo que inició en el año 1913, 100 años después de la independencia.

Casa de América, en Madrid fue el recinto donde se proyectó la primera de tres partes de El Reventón. La segunda parte se proyectará el 24 de enero y la última el 30 con la asistencia de Carlos Oteyza con entrada libre.

En esa época donde sólo había dos millones de venezolanos, se realizó también el primer Congreso Venezolano de Medicina, donde se le hizo la primera radiografía a un país marcado por la guerra, revoluciones y la pobreza. Paludismo, lepra y tuberculosis, eran las principales enfermedades de la época, que más tarde fueron erradicadas, pero que a día de hoy han vuelto a aparecer debido a las precarias condiciones sanitarias que hay en la Venezuela actual.

La serie documental El Reventón, representa un audiovisual imprescindible para entender el desarrollo petrolero en el país y de la economía venezolana, pues de ser una nación basada en la economía agrícola (café, cacao y ganado vacuno), pasó a ser el primer exportador mundial de petróleo y el segundo productor.

Aunque la perforación petrolera comenzó a desarrollarse fuertemente desde el año 1913 en el la hacienda cafetera “Campo La Alquitrana” en Rubio, estado Táchira, ya los venezolanos habían descubierto la existencia de petróleo en el país 30 años antes en ese lugar. Manuel Antonio Pulido, obtuvo los derechos para explotar el terreno y se unió a otros cinco comerciantes; se construyó un único pozo que producía 30 galones de crudo diario. Ya en 1883 se encontró “petróleo verdoso” el cual era refinado para producir querosene y el cual se utilizó para proveer de iluminación a Rubio. Allí empezó la verdadera explotación petrolera.

Desde 1918 se comenzó a exportar el petróleo y en 1920 Gumercindo Torres, ministro de Fomento se creó la primera Ley petrolera de Venezuela para normar la explotación, luego de estudiar las leyes de otros países. A partir de la fecha los europeos tomaron la delantera en el país y obtuvieron concesiones para poder explotar.

Pero fue en Cabimas estado Zulia donde se da El Reventón la madrugada del 14 de diciembre de 1922, cuando un chorro de petróleo sale desde el subsuelo, allí ya se extraían 100 mil barriles diarios de crudo.

La fascinante historia del petróleo en Venezuela es desconocida por la gran mayoría de los venezolanos, quienes han estado ajenos al proceso de explotación del mineral, a pesar de que ha sido la principal fuente de ingresos y por ende, de desarrollo del país.

El 24 de enero en Madrid se proyectará la segunda parte de El Reventón y el 30 se realizará una conferencia con el cineasta e historiador Carlos Oteyza, con la proyección de los documentales. Ambas a las 7:00 pm con entrada libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *