marchaCalentar la calle en Venezuela viene a representar el espíritu de un pueblo agobiado por un régimen pérfido, que no hace más que arremeter contra la voluntad de los ciudadanos que quieren hacer valer su petición para convocar un referendo.

Marcha incansable por un propósito desesperado para que salga de la presidencia del país el usurpador de Miraflores, quien se aferra cual garrapata para seguir desangrando y chupando lo poco o mucho que queda. Podemos suponer que en algún momento el poder del CNE reflexionará y dejara de poner trabas para que se validen las firmas, porque no hay otra alternativa, a menos que sigan escuchando y acatando el mandato del insipiente ser que gobierna ilegalmente a Venezuela.

Una vez mas salimos a las calles, el llamado a la paz, la calma y la cordura esta perdiendo fuerza, ¿por qué?, porque estamos hastiados de los malos tratos y la violencia con que nos atacan los cuerpos de seguridad del estado. La paciencia esta agotada, esta llegando a rozar la locura, la demencia y la insensatez… gozamos de pleno derecho para manifestar de forma pacifica nuestro descontento, ¿por qué nos agreden?.

¿Qué acuerdos?, ¿qué diálogo?, ¿creen realmente que esto va a resolverse con conversaciones?, la verdad es que las conversaciones que pueden mantener entre ellos, es para sacar provecho y beneficios particulares, sí, solo para los que se sienten alrededor de los miserables del gobierno. Lo que realmente necesita Venezuela es un referendo revocatorio, por decir algo que esta trillado, lo que necesita Venezuela es que salgan los aberrados que convirtieron al país en una verdadera bazofia y no nos la vamos a tragar.

¿Quién dijo miedo?, miedo nos da el seguir viviendo en zozobra, miedo nos da el no tener que darle a nuestros hijos para comer, miedo da el que cada día se nos muera un familiar por falta de medicinas o por la delincuencia, esto ya llegó a su final, la gente implora un cambio o revienta, ¡se acabó el silencio!.

Lo mejor será que la oposición siga en la oposición y que no empiecen a romperse los grupos por conveniencias, eso sería un grave desatino, insisto, porque la gente deposita su confianza en manos de quienes son líderes para intentar recuperar lo mas importante que tenemos y eso es Venezuela. Seguiremos en las marchas infatigables y voluntariosos, esperamos el mayor de los esfuerzos de esos quienes supuestamente nos representan para que se realice el referendo, sí o sí, no hay vuelta de página, las cartas están echadas, que la apatía de algunos quede sumergida en las profundidades del caribe, y que se asome de una vez por todas esa valentía que nos ha caracterizado, como lo dice nuestro himno: GLORIA AL BRAVO PUEBLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *