El médico Guillermo Herrera expondrá en “Guayana: Oportunidad de Negocios”, la relación directa de la salud con el desarrollo socioeconómico y el desempeño de sus ciudadanos, ante la crisis social en el país.

El tema salud no es aislado a una crisis social. Por el contrario, de las condiciones sanitarias depende directamente el impulso del desarrollo económico. Un pueblo enfermizo no puede producir.

Así lo resume el doctor Guillermo Herrera, vicepresidente y miembro del Comité Científico del Centro Latinoamericano de Salud y Mujer (Celsam), quien participará en el I Encuentro Empresarial “Guayana: Oportunidad de Negocios”, que se realizará durante los días 3 y 4 de mayo en el gran salón de Nueva Prensa de Guayana, organizado por Asocomercio San Félix.

El médico ginecólogo, quien además es vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Menopausia y Osteoporosis (Sovemo), mantiene una vida activa en la concienciación de los problemas sanitarios como columna vertebral de los problemas que aquejan hoy a los venezolanos.

“La salud tiene una función horizontal en relación a los demás factores que comprometen el desarrollo y el desenvolvimiento de una sociedad. Una industria no puede progresar con personal enfermo. Y la salud es horizontal en todas las etapas de la vida nacional, con la economía, la agricultura; no solo con los hospitales, sino con cada uno de los ciudadanos en el desempeño de sus funciones y en cada una de las etapas de su vida”, desglosa.

Coincide con otros especialistas en que las esperanzas sobre Guayana son muy grandes, en lo nacional e internacional.

“Tenemos la vista puesta en el potencial que tiene Guayana, que sirve para desarrollar al resto del país sin que participen los demás estados. Guayana sola puede recuperar al país, no solo por su potencial minero, sino por su potencial agrícola, como en el pasado”.

“Pero si Guayana sigue enfermándose, si sigue siendo la primera en paludismo, en tuberculosis, difteria, en cada una de esas enfermedades que tenemos nuevamente, no habrá desarrollo posible. Las enfermedades no se erradican, hay que controlarlas, y se ha perdido el control. Esto ha traído como consecuencia un atraso en el desarrollo, inclusive”.

Refiere que el Gobierno, como en otrora, debe mostrar una cara saludable para las empresas que quieren invertir en Guayana y Venezuela, esas que buscan sumarse a la explotación minera; a promover el turismo.

“Para rescatar al país se requiere una sociedad saludable, y las empresas van a exigir un ambiente libre de enfermedades. Por ello, existe una relación directa de la salud con la economía. Pocos van a correr riesgos”, aduce. (Prensa GONE)

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *