La Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España FAPEJUVES, hizo pública una carta directa a Nicolás Maduro, dejando constancia del incumplimiento de la promesa hecha en una entrevista en Miraflores al periodista español Jordi Évole, a quién aseguró regularizar el pago de los pensionados y jubilados en el país ibérico el pasado mes de diciembre, y que a día de hoy no se materializa.

La crisis y el caos del régimen venezolano trascienden sus fronteras, no solo por el caso del éxodo masivo del último año, sino también por la precaria situación que están viviendo nuestros mayores residentes en el exterior, quienes no reciben sus merecidas remesas desde hace más de dos años.

Carta Abierta a Nicolás Maduro

El domingo 19 de noviembre de 2017, en entrevista difundida por La Sexta Televisión de España, Ud. reconoció, pública y universalmente la inusitada situación de impago que sufrimos los pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales IVSS, residentes en el exterior. En esa misma entrevista, conducida por el periodista español Jordi Évole, Ud. se comprometió personalmente y ante el mundo, en solventar esta deuda durante el mes de diciembre de 2017.

A esta fecha, ese compromiso público ante millones de televidentes no se ha cumplido. Sorprende, en consecuencia, ver y leer su muy reciente anuncio de 275.110 nuevos pensionados y más de un billón de bolívares para cubrir todas las pensiones.

El 6 de enero 2017, mediante Decreto 2654 (Gaceta Oficial n°41.069), usted fijó las Normas Básicas de Actuación de los Servidores y Servidoras Públicas en Materia de Derechos Humanos, reiterando la obligación que tienen de respetar la dignidad humana y garantizar la atención integral de los ciudadanos con necesidades especiales, en los siguientes términos:

“Todos los servidores públicos, y servidoras públicas del Estado deben brindar protección especial a las personas en condiciones de vulnerabilidad, discriminación, pobreza o exclusión social, entre ellas a los niños, niñas, adolescentes, adultos y adultas mayores, mujeres, indígenas, afrodescendientes, personas con discapacidad y personas necesitadas de ayuda internacional.” (Subrayado nuestro)

Es inexcusable que el Estado Venezolano haya abandonado a su suerte, a sus pensionados y jubilados que, con todo derecho optaron por pasar su vejez en el exterior. Es inaceptable que se hayan acumulado un total de 29 meses sin pagar sus pensiones, lo que significa un impago de 35 mensualidades, en flagrante violación de la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el acuerdo bilateral vigente, sobre la materia, suscrito con el Reino de España y otros países tanto en Europa como en Latinoamérica.

Este abandono, ha empujado a estos ancianos, muchos discapacitados, a una bochornosa e injusta situación de exclusión social y extrema pobreza, a pesar de haber cotizado toda su vida laboral y haber ganado y obtenido un derecho retributivo.

Con la urgencia que el caso amerita, le demandamos que, instrumente las acciones necesarias para resguardar y proteger los derechos que nos asisten como ciudadanos con necesidades especiales. Acciones que pasan, necesariamente, por:

• El pago inmediato de las cantidades adeudas desde hace más de dos años a los pensionados residentes en el exterior.

• La reactivación del procedimiento de transferencia de divisas a través de CENCOEX para pensionados.

• La reactivación del procedimiento de traslado de pago al país de residencia para pensionados en el exterior. 
Es justicia que se demanda en Madrid a los 20 días del mes de abril de 2018.

Por la Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España FAPEJUVES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *