En Venezuela la libertad de prensa se ha visto acorralada por la Ley Contra el Odio; establecida por el régimen de Maduro para obligar a los medios de comunicación y periodistas a manipular la verdad o sencillamente no mostrarla.

El artículo 20 de la Ley Contra el Odio establece “una pena de 10 a 20 años de cárcel a “quien públicamente (…) fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas”.

En la actualidad, Venezuela se encuentra en plena crisis económica y social, al punto de tener que solicitar ayuda humanitaria. Los periodistas en honor a su profesión tienen el deber de informar la verdad.

El Código de Ética del Periodismo establece en su artículo 4: “El periodista tiene la verdad como norma irrenunciable, y como profesional está obligado a actuar de manera que este principio sea compartido y aceptado por todos. Ningún hecho deberá ser falseado y ningún hecho esencial deberá ser deliberadamente omitido. El Colegio Nacional de Periodistas está obligado a prestar amparo a todo colegiado que sea afectado por defender la verdad.”

Sin embargo, muchos comunicadores sociales han sido despedidos de sus puestos de trabajo por cumplir con su deber de informar la verdad del acontecer en Venezuela. Otros son agredidos o destruido su material de trabajo.

Un ejemplo, fue el caso de los trabajadores de la prensa agredidos por el Coronel Bladimir Lugo encargado de la seguridad de la Asamblea Nacional, quién destruyó la cámara de José Rivas del noticiero de Venevisión mientras hacía su trabajo.

La periodista Gregoria Díaz publicó a través de su Twitter este 19 de mayo “Confío en la pronta restitución del estado de derecho en #Venezuela para que cese el amedrentamiento y agresión contra quienes ejercemos el deber y derecho de informar” puntualizó.

Las agresiones hacia los trabajadores de la prensa en Venezuela cada día son más graves. El periodista José Ángel Prada del Diario La Verdad fue sometido a juicio Penal  por la amenaza del Gobernador del estado Vargas, García Carneiro al medio de comunicación debido a la publicación de los precios nuevos del pasaje aportado por los transportistas.

Presos, perseguidos, enjuiciados, golpeados, amenazados y maltratados; así son tratados los periodistas que  intentan llevar la verdad hacia los hogares Venezolanos.

 La otra cara de los medios de comunicación venezolanos

La otra cara de los medios de comunicación venezolanos es la de la prensa oficialista, para la cual pareciera que en Venezuela no ocurriera nada.

El Gobierno venezolano se ha encargado de crear un Sistema Nacional de Medios Públicos, conformado por los canales: Venezolana de Televisión (VTV), FANB TV, Vive TV, Tves, Conciencia Tv, ANTV.

Cabe destacar, que todos los periodistas que allí laboran, están obligados a seguir una línea editorial con la que más que informar la verdad, su intención comunicacional es ideologizar a las masas venezolanas para consolidar la revolución y mantener al régimen en el poder.

Periodista que no cumpla con esto, será despedido, enjuiciado, perseguido o exiliado por el régimen.  

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *