El pueblo de Santa Elena trancó la estación de servicio Kukenan por irregularidades en el suministro de combustible.

Este viernes habitantes y comunidades indígenas de Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar, al sur de Venezuela, trancaron la estación de servicio Texaco en Kukenan, a la entrada de la localidad, reclamando las fallas en el suministro de gasolina.

Las protestas se estarían dando desde la noche del jueves, pero el problema con el suministro de combustible en Santa Elena de Uairén y el resto de las poblaciones del sur del estado Bolívar, no es nuevo.

Diariamente hay colas por gasolina, las cuales duran horas, y muchos se ven obligados a comprarlas a precio internacional, a más de dos reales, lo que serían 80 mil bolívares el litro. Denuncian también la existencia de los «talibanes de combustible», quienes contrabandean la gasolina para venderla a brasileros.

Por otra parte, la protesta que mantuvo trancada no solo la estación de servicio Kukenan sino la troncal 10, carretera que comunica a Venezuela con Brasil, tendría como motivo el racionamiento para el pueblo de esta localidad. Los vehículos particulares recibirían apenas 15 litros de gasolina, y las motos cinco litros.

«El problema no es de ahorita, esto tiene tiempo. La gente se pregunta y reclama dónde está el resto del combustible, porque llegan las cisternas, racionan la gasolina, y a las 9:00 – 10:00 AM ya no hay combustible», dijo el concejal de la representación indígena en el municipio Gran Sabana, Jorge Pérez.

Según Richard Fernández, cacique de la comunidad indígena Kumarakapay, el pueblo de pemón solicita la administración de la estación de servicio y denuncia corrupción por parte del Frente Francisco de Miranda, de tendencia oficialista, el cual tendría el control en el manejo del combustible sobre el que son discriminados los indígenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *