La dinámica del TSJ designado por la Asamblea Nacional dará un giro de 180 grados cuando los magistrados tomen posesión ante el organismo internacional.

El TSJ designado por la Asamblea Nacional no pudo instalarse en su sede ni emitir sentencias, debido a que luego de ser juramentado, la mayoría de los magistrados tuvieron que huir del país ante la persecución del Gobierno.

Enese sentido, el Poder Judicial tomará posesión oficialmente en las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) a partir del 13 de octubre, confirmó Pedro Troconis, miembro de la Sala de Casación Penal.

“Escogimos la OEA porque consideramos que es un organismo imparcial y con una cantidad de Estados considerable”, explicó Troconis.

Agregó que la decisión se tomó el 17 de septiembre, luego de que los magistrados sostuvieran un debate y designaran a Miguel Ángel Martín, integrante de la Sala Constitucional, como presidente del TSJ. “Podremos emitir acuerdos (pronunciamientos) para dirigirnos a Gobiernos y autoridades para que se hagan investigaciones contra funcionarios que hayan cometido crímenes de lesa humanidad, narcotráfico o legitimación de capitales”, adelantó.

TSJ designado por la Asamblea Nacional tomará posesión en la OEA

Se espera que al momento de la instalación estén presentes los juristas que se encuentran exiliados en Estados Unidos, Colombia, Chile y Europa, con los que tendrían el quórum suficiente para llevar a cabo el procedimiento. Cabe recordar que, el pasado 21 de julio la Asamblea Nacional designó y juramentó a los integrantes del Poder Judicial, que previamente se sometieron ante un Comité de Postulaciones. Sin embargo, apenas horas después del acto, el Gobierno de Nicolás Maduro los desconoció y acusó de usurpar funciones del Poder Judicial.

Algunos juristas se refugiaron en las embajadas de Chile y México, mientras que otros optaron por el exilio.

Distinta fue la suerte de Ángel Zerpa, miembro de la Sala Político Administrativa, que fue apresado por agentes de inteligencia el 22 de julio, para posteriormente ser apresado en El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas. Luego de más de 20 días en huelga de hambre, fue liberado con medidas cautelares, aunque todavía se halla inmerso en un proceso judicial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *