La Vicefiscal Katherine Harrington, designada por el Tribunal Supremo de Justicia, intentó  formar parte de una asamblea extraordinaria de fiscales iberoamericanos en Buenos Aires, donde se le negó el ingreso.

A la Vicefiscal Katherine Harrington, impuesta por el TSJ y posible sustituta de la Fiscal General Luisa Ortega, se le prohibió ingresar a la asamblea extraordinaria de fiscales iberoamericanos en Buenos Aires, tras llegar acompañada de funcionarios de la embajada de Venezuela en Argentina al edificio donde se desarrollaba la reunión convocada de manera extraordinaria para abordar el caso de Ortega, disidente chavista al borde de la destitución.

«No se le permitió el ingreso porque el conjunto de los fiscales y procuradores entiende que la Fiscal General venezolana es Luisa Ortega y en su lugar se permitió la participación de su representante, Patricia Parra», dijo una fuente del Ministerio Público argentino.

Por su parte, la Fiscalía de Venezuela sostiene que, la aprobación del nombramiento de la Vicefiscal Katherine Harrington  es potestad exclusiva del poder Legislativo, así como la remoción de la Fiscal. Por el momento se desconoce la agenda de Harrington en Buenos Aires. Como Vicefiscal comenzó a dar sus primeras órdenes el lunes pasado pese a que aún no ha podido asumir su despacho por oposición entre los mismos funcionarios del Ministerio Público venezolano.

Mientras que, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, recordó que, no pudo estar presente en la asamblea porque se le prohibió la salida del país y denunció también que le congelaron sus cuentas bancarias. Por lo que, hizo contacto con los fiscales iberoamericanos a través de una videoconferencia en la cual denunció que existe una distorsión en el sistema republicano establecido en la Constitución nacional.

Ante eso, los fiscales expresaron un contundente apoyo a Ortega, y la Procuradora General de Argentina, Alejandra Gils Carbó, en el ojo de la tormenta por cuestionamientos sobre su imparcialidad por parte del Gobierno de Mauricio Macri, aclaró que, el respaldo a su par venezolana lo motivaba la defensa de la independencia de ese poder. La asamblea iberoamericana repudió los actos de «hostigamiento», así como la pretensión de remoción ilegal o arbitraria en contra de Ortega en los últimos meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *