El pasado mes de abril me marché a mi querida China. Por allí todo sigue igual: crecemos a lo ancho y a lo alto, las infraestructuras son cada vez más del siglo ‘TREINTA’, somos capaces de construir un SIPER PAÍS, saliendo de nuestros campos y creando casi una ciudad por día.

Mi llegada a Venezuela me deja sorprendido. Encuentro una situación política muy envenenada, una Oposición perdida, un Gobierno que resuella, y una calle que clama. Y sigo sin entenderlo. Conozco casi todos los países del mundo, y Venezuela, nuestra Venezuela, es la más bonita, rica, y debería ser próspera de la Tierra. Mi mensaje es ¡ADELANTE! Tenemos que luchar para colocarnos en el lugar que nos corresponde, dentro de la política internacional. Cuidar PDVSA, y con las joyas de la corona, hacerlas rentables y claras para que sus beneficios lleguen a todos. Estas políticas en China están dando resultados que nos colocan como el PRIMER PAÍS DEL MUNDO. ¿Por qué no aquí?

Con mi regreso al eje Venezuela-España, y a través de nuestro CORREO DEL ORINOCO, intentaré abstraerme de la política y sus daños, que cada vez son menos colaterales, y centrarme en ayudar a entender, que para construir un país hace falta una dirección clara, unos objetivos concretos, y que todos, sin exclusión se ilusionen y participen en un proyecto que nos coloque a la cabeza del Mundo.

Os espero, y deseo lo mejor.
Con mis bendiciones.

Zhi-Hua Zhu
Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Comentarios: 1

  1. Xin

    Me parece muy bien lo que dice este señor. Está claro que no servimos, ni somos capaces de getionar nuestras riqueza, cada vez que llega alguien al poder se queda con todo y se olvida de lo prometido. Por Veneuela, gracias señor Zhi Hua Zhu. Ayúdennos