Los regalos más sencillos como motivo de la tradición del Niño Jesús, no bajan de 300 mil bolívares.

¿Qué regalará el Niño Jesús esta Navidad? Bastante difícil la tiene con la hiperinflación en Venezuela. Los padres siguen buscando las ofertas, sin que eso signifique darle a su hijo el regalo que pidió, pues la mayoría coincide en que está fuera del presupuesto.

Las muñecas oscilan entre 300 mil y 3 millones de bolívares, los balones de fútbol no bajan de 500 mil bolívares, según el lugar donde se compren. Los carros cuestan entre 650 mil y un millón de bolívares los más baratos. Las bicicletas pasan los 3 millones de bolívares.

Mientras más grandes sean los niños, más cuesta el regalo del Niño Jesús. Hasta un juego de mesa implica al menos seis sueldos mínimos, como el de Monopolio. Un muñeco de súper héroes lleca casi a los 2 millones, kit de maquillaje o implementos de cocina de juguete están por el orden del millón de bolívares.  Esto sin contar que diariamente varían los precios en las tiendas.

Niño Jesús no encuentra qué regalar en una Navidad en crisisRegalos más pedidos al Niño Jesús

Patines, figuras Lego, relojes Yo Kai, Barbies y la muñeca Soy Luna, son algunos de los regalos pedidos al Niño Jesús en esta Navidad.

La muñeca Soy Luna, por ejemplo, de costar 160 mil bolívares, pasó a costar 900 mil bolívares, y así ocurre con el resto de los pedidos; las figuras de Lego, de 12 mil bolívares pasaron a 100 y 150 mil bolívares.

“Afortunadamente mi hija aún está pequeña y no es exigente con el regalo, la he acostumbrado a no pedir, sino esperar a ver qué le trae el Niño Jesús, y con la misma historia que nos metían nuestros padres (risas), que el niño tiene que comprarle regalo a los demás”, contó Maribel López.

Ni el amigo secreto

Atrás ha quedado también la tradición del amigo secreto. Lo más simple no baja de 200 mil bolívares, como pulseras, zarcillos y collares, en el caso de las mujeres. Una franela o blusa oscila entre 700 y el millón de bolívares las más baratas.

“Con todos los gastos de la comida, este año de broma me compré unas sandalias. Las compré hace un mes en menos de 500 mil bolívares y me apuré porque sabía que se pondrían más caras, hace dos días vi las mimas en casi 900 mil bolívares”, relató Mitchell Lares.

Algunos han optado por el intercambio de dulces, para no perder la tradición, gastando entre 100 y 200 mil bolívares entre galletas y chocolates no tan costosos.

“El intercambio de dulces lo hemos venido haciendo el trabajo desde hace tres años, es algo más para compartir, cada quien le da su toque con una tarjeta, un globito”, dijo Katerine Vallee.

Entre la comida, comprar ropa y los regalos del Niño Jesús, los venezolanos no dudan en la primera opción, sin contar que a la fecha muchos aseguran no haber comida todavía ni hallaca ni pan de jamón, alimentos tradicionales de la temporada navideña.

Es justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn