Theresly Malavé, abogada del preso político, Gilber Caro, denunció que el diputado contrajo amibiasis producto del agua contaminada que consume estando retenido en el centro de reclusión Fénix, ubicado en el estado Lara.

Malavé detalló que como consecuencias a las torturas a la que es sometido, el parlamentario ha perdido ocho kilos, desde la última vez que recibió visitas de sus defensores.

El deterioro de la salud de Caro se debe, según indicó, al racionamiento del agua y alimentos que aplican sus custodios.

“Le están dando en la cárcel dos tobos de agua a la semana con los cuales debe bañarse, limpiar sus necesidades y tomar agua”, detalló la periodista Marisela Castillo, a través de su cuenta en Twitter, sobre la rueda de prensa de la defensa de Caro.

“La abogada Theresly Malavé también denunció que lo último que comió el diputado Gilber Caro en la cárcel fueron tres cucharadas de arroz descompuesto que él mismo se obligó a comer para tener algo en el estómago, una naranja y una arepa congelada”, agregó la comunicadora social.

Según detalló Castillo, las autoridades se han ensañado contra Caro porque se niega a cantar consignas a favor del Gobierno.

Caro fue detenido el 11 de enero de 2017, junto a su pareja, Steyci Escalona, en la Autopista Regional del Centro por funcionarios del Sebin.

Fue acusado de delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y sustracción de artefactos militares. La audiencia preliminar ha sido diferida 11 veces.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *