Debido al aumento en los precios de licores, venezolanos están recurriendo a «guarapitas» provocando muertes en sus consumidores.

Ante los altos precios de licores, muchas personas han optado por experimentar con otras bebidas sin el debido procesamiento, creando «guarapitas». Algunos de estos experimentos han traído como consecuencia la muerte de quienes lo han consumido.

En 2017, se reportaron aproximadamente 11 personas fallecidas a causa de consumir bebidas o cócteles de preparación casera y con alto grado del alcohol.

Según una publicación de El Nacional, en septiembre de 2017 se conoció el primer caso en el estado Lara, cuando una joven murió luego de ingerir una bebida preparada con cocuy. Presentó vómitos y se acostó a dormir sin volver a despertar.

Asimismo, está el caso de una pareja en Catia, el 1 de enero. Ambos se tomaron una botella de licor que, según familiares, olía a benzol y tenía un sabor extraño.

Y así continuaron los casos de estas bebidas artesanales, como alternativa ante los altos precios de licores convencionales.

Un hombre de 37 años murió en el estado Lara, al ingerir una bebida a base de cocuy mezclada con gramoxone (un herbicida para el control de malezas en cultivos), al parecer el sujeto comenzó a sentirse mal y fue trasladado a un hospital de la entidad donde murió por intoxicación, reseñó El Nacional.

Riesgo de los licores adulterados

“La situación actual nos está llevando al riesgo de consumir una serie de alcoholes que pueden ser peligrosos para la salud porque pueden producir intoxicaciones y envenenamiento”, detalló el médico internista José Félix Oletta al medio de comunicación.

El médico resaltó que “dependiendo del grado de alcohol que tenga una bebida, puede llegar a ser más o menos letal para el cuerpo”, lo que ocasiona que las personas mueran al consumir la bebida en exceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *