Brasil anunció este jueves la declaración del estado de emergencia social en su frontera con Venezuela para frenar la llegada masiva de venezolanos. 

 

La decisión permitirá “agilizar la liberación de recursos para obras de infraestructura y de acciones humanitarias en la región”, dice un comunicado del gobierno, tras una reunión del presidente Michel Temer con varios de sus ministros. También se duplicará, de 100 a 200, el número de militares en el área, dijo el ministro de Defensa, Raul Jungmann, citado en el comunicado.

El gobierno brasileño ya había anunciado el lunes la formación de un comité especial bajo el mando de las Fuerzas Armadas y la inyección de recursos federales para lidiar con la crisis migratoria en Roraima. Según cálculos oficiales, 40.000 venezolanos viven en Boa Vista, capital de Roraima, equivalente a 10% de la población de la ciudad. La llegada masiva de venezolanos en los últimos meses ha creado situaciones de tensión con la población local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *