La Organización Mundial de la Salud emitió comunicado sobre el cannabis medicinal, asegurando que no es una droga.

El cannabidiol (CBD), uno de los principales componentes activos de la marihuana, no debe ser considerado una droga según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aprobó el uso del cannabis medicinal, según reseña el diario Clarín.

«La evidencia reciente de estudios en animales y humanos muestra que el uso del cannabidiol podría tener algún valor terapéutico para las convulsiones debidas a la epilepsia y las afecciones relacionadas», expresó la OMS.

“Hasta la fecha, no hay evidencia de uso recreativo del CDB ni de ningún problema relacionado con la salud pública asociado con el uso de CBD puro”, explica el informe.

En su declaración, la OMS recomienda realizar una revisión de la literatura científica y comenzar con investigaciones sobre el uso del cannabis medicinal.

En Argentina, este año se aprobó la ley 27.350 sobre cannabis medicinal y que abre el camino a la investigación científica sobre el tema.

El doctor Horacio Vommaro, jefe de psiquiatría y salud mental de Ineba, detalla que hay países como España, Canadá y algunos estados de los Estados Unidos donde se ha avanzado mucho, sobre todo el uso para enfermedades como la epilepsia refractaria, esclerosis múltiple y cuidadas paliativas.

Uso del cannabis medicinal

Raúl Elizalde, presidente de HempMeds México, empresa que vende y distribuye productos derivados de cannabis en Estados Unidos, defendió ante la OMS el uso de la marihuana medicinal durante la reunión 39 del Comité de Expertos en Farmacodependencia en noviembre pasado.

En esa oportunidad, Elizalde habló del caso de su hija Grace, quien padece el síndrome Lennox-Gastaut y debido a ello sufría 400 ataques epilépticos diarios, por lo que buscó que en México se permitiera la importación del cannabidiol como terapia, y así la pequeña se convirtió en la primera beneficiada.

Grace hoy toma cannabidiol puro, importado de Estados Unidos, y ha reducido en 90 % sus convulsiones, según expresó Elizalde al Clarín.

De acuerdo con la OMS, el cannabis es la droga ilícita más usada a nivel mundial. En 2013 se estimó que 181,8 millones de personas entre 15 y 64 años usaron cannabis con propósitos no médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *