El Gobierno de Maduro extendió el cierre de comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire hasta tanto no se realice reunión con las autoridades.

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, informó a través de su cuenta en Twitter @TareckPsuv, que el Gobierno venezolano extendió el cierre de comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire hasta este martes, hasta que no se realice una reunión con las autoridades de las islas del Caribe, y concretar un plan de acción de combate de las mafias.

“El presidente @NicolasMaduro ha extendido la medida de suspensión de todo tipo de tráfico aéreo y marítimo; así como también cualquier intercambio comercial con Aruba, Curazao y Bonaire”, dijo el vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami, a través de Twitter.

“Hasta tanto no se realice la reunión de alto nivel con las autoridades de estas islas y se concrete un plan de acción que combata a las mafias que se roban nuestros bienes, y contrabandean impunemente materiales estratégicos, que afectan severamente los servicios y la calidad de vida de nuestro pueblo”, indicó El Aissami sobre la medida.

El pasado viernes, el presidente Nicolás Maduro anunció el cierre de comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire, por un lapso de 72 horas. Esto con el fin de poner en marcha un operativo contra mafias contrabandistas «que dañan la economía a Venezuela».

El Mandatario nacional cuestionó a las autoridades caribeñas por no responder a las advertencias del Gobierno venezolano, sobre tomar medidas durante más de dos años.

“Se llevan el oro del país de manera ilegal y lo legalizan allá. Se llevan el coltán, se llevan los diamantes, se llevan todos los productos alimenticios”, dijo Maduro.

«No vamos a permitir más agresiones de esta organizaciones criminales, y exhortamos que se deje de lado la inacción que fomenta la impunidad y se actúe para detener esas mafias que perturban la relación histórica con estos hermanos pueblos del Caribe», agregó el vicepresidente de Venezuela.

Sin poder viajar

Por otra parte, a pesar del cierre de las comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire, el Gobierno de Maduro anunció la apertura de un puente aéreo para el retorno de quienes se encuentren en alguna de estas islas.

Sin embargo, cientos de venezolanos se quedaron varados al no poder viajar a Aruba y Curazao, lugares previstos como destino para vacacionar. Según Maduro, los ciudadanos podrían continuar con sus viajes luego de las 72 horas; sin embargo, la medida fue extendida más de lo previsto. Aún no hay respuesta de las aerolíneas sobre la reprogramación de los vuelos, hasta tanto no se revierta el cierre de los puertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *