Serie el comandante capítulos completos on line El 4 de febrero de 1992 un grupo de militares liderado por el comandante Hugo Chávez ejecutó un intento de golpe de Estado que manchó a Venezuela de sangre.

El 4 de febrero de 1992 es conocido como la fecha de la “Intentona” pero, también fue denominado como el Día de La Dignidad Nacional por el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, cuando él, en compañía de cuatro tenientes coroneles, 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y dos mil 56 soldados alistados ejecutaron un intento de golpe de Estado en Venezuela al entonces presidente de la República Carlos Andrés Pérez motivado por la situación política que atravesaba el país en ese entonces.

Este grupo se organizó bajo el nombre de Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) con una ideología política de izquierda que tenía como base el pensamiento bolivariano y que comandaban las guarniciones militares de los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Federal.

La revuelta u “Operación Zamora” no fue únicamente dirigida por el comandante Hugo Chávez, pues, en la “intentona” también participaron otros actores de la política actual como lo son: Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta y Miguel Ortiz Contreras.

Serie el comandante capítulos completos on line La toma de Caracas durante la “Intentona” estuvo dirigida por el comandante Hugo Chávez Frías, quien giró escondido las acciones desde el Museo Histórico Militar de La Planicie, hoy conocido como el Cuartel de la Montaña, y también por el teniente coronel Yoel Acosta Chirinos, quien comandó las operaciones en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota.

La revuelta que inició a la medianoche tuvo como los escenarios más fuertes La Casona y el Palacio de Miraflores, pues varios tanques y una unidad de paracaidistas intentaron tomar el palacio justo cuando Carlos Andrés Pérez regresaba de Suiza del Foro Económico Mundial; Pérez decidió escapar al Palacio de Miraflores tras una llamada del Ministro de la Defensa, general Fernando Ochoa Antich, quien le advirtió del alzamiento en el estado Zulia y posteriormente huyó, pero a la televisora Venevisión, desde donde se dirigió al país para condenar la rebelión.

Un fracaso llamado Hugo Chávez

Tras varios enfrentamientos el Palacio de Miraflores fue retomado, marcando así la frustración del golpe de Estado y la posterior rendición de los golpistas, pues en la madrugada de ese 4 de febrero, el comandante Hugo Chávez reconoció a través de los medios de comunicación el fracaso de la insurgencia y pidió finalizar los ataques en los estados Zulia, Aragua y Carabobo.

“Compañeros lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital, es decir, nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder,  vendrán nuevas situaciones. El país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un camino mejor”, manifestó en su discurso de derrota el comandante Hugo Chávez.

Tras el mensaje de Chávez, se inició la desmovilización y rendición de los rebeldes en todo el país. Los militares involucrados fueron juzgados y hallados culpables de rebelión, pese a que algunos fueron dados de baja, el resto fue encarcelado y luego indultados por Rafael Caldera dos años más tarde.

La cifra de fallecidos tras la “intentona” golpista fue de 32, entre ellos civiles menores de edad y militares, pero informes extra oficiales estiman que más de un centenar de personas fallecieron a causa del fracasado golpe.

Los golpistas se adueñaron de Venezuela

El “Por ahora” de Chávez en aquel entonces quedó grabado en la memoria popular que se sintió identificada con su causa y que lo llevaron años después a ser electo como presidente de Venezuela en 1999, instalando así la mal llamada “Revolución bonita” que le dio un revés negativo al área social, económica y política del país y que se intensificó más tras su fallecimiento en el año 2013 empobreciendo a millones de venezolanos y promoviendo el mayor registro de emigraciones.

La “Intentona” también impulsó la vida política de los demás golpistas, como el caso de Francisco Arias Cárdenas, quien años después fue electo gobernador del estado Zulia y también candidato presidencial en el año 2000 compitiendo con su propio excompañero de golpe Hugo Chávez, campaña electoral que marcó la denominada traición de este contra Chávez, al llamarlo asesino por los hechos del 4 de febrero, declaraciones que aún dentro de las filas del Psuv no le perdonan a Arias Cárdenas.

Arias Cárdenas también fue embajador de Venezuela en la ONU, y desde 2012 es nuevamente gobernador del estado Zulia, por su parte Yoel Acosta Chirinos se ha mantenido bajo perfil, mientras que Jesús Urdaneta se convirtió en un crítico de las políticas llevadas a cabo por el gobierno de Chávez.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *