El hospital Uyapar de Puerto Ordaz también fue militarizado, supuestamente para evitar el bachaqueo de medicamentos.

La semana pasada fue militarizado el Hospítal Dr. Raúl Leoni en San Félix, donde se dieron protestas de médicos, enfermeras y familiares de pacientes por la crisis sanitaria. Ahora hicieron lo propio en el Hospital Uyapar de Puerto Ordaz, bajo el argumento de evitar el bachaqueo de insumos y medicamentos.

De acuerdo con el diario Nueva Prensa de Guayana, comerciantes informales del Hospital Uyapar denunciaron el desalojo arbitrario y amenazas por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y personal directivo de la institución.

Aseguran que buscan desalojarlos de un puesto de venta de comida y dulces, ubicado a escasos metros de la Emergencia, específicamente en la comunidad Villa Familia.

Cabe recordar que parte de las denuncias de familiares de pacientes es sobre la reventa de insumos y medicamentos, precisamente en quioscos ubicados en las adyacencias de hospitales y módulos de salud en Ciudad Guayana. Todos estos incluso con el logo del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS).

«La comunidad Villa Familia está ubicada al lado del hospital Uyapar y el acceso más pronto a ella es a través de una puerta que comparten con el paredón del centro de salud; esta entrada fue sellada por los uniformados el día viernes 9 de marzo en horas del mediodía, ante la mirada indignada de los comerciantes», reseña el diario Nueva Prensa de Guayana.

Los afectados comentaron que anteriormente, en vista de una situación similar, se firmó un acuerdo donde las personas podían continuar con su negocio, además, permitía que se mantuviese la puerta disponible para entrar y salir de Villa Familia. El documento mostrado a dicho medio de comunicación, fue redactado el 18 de julio de 2012, también contaba con la firma de la doctora Maritza Rodríguez, directora del Hospital Uyapar.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *