Un equipo internacional de astrónomos ha hallado un nuevo planeta con una gigantesca y brillante cola de gas.

El nuevo planeta, bautizado como KELT-9b y que orbita la estrella KELT-9, ha sido localizado a 650 años luz de la Tierra, en la constelación Cygnus. El nuevo exoplaneta alcanza durante el día los 4 mil 315 grados centígrados, es decir tan sólo  1093 menos que la temperatura a la que llega el Sol. Además la radiación ultravioleta de la estrella que órbita es tan brutal que el planeta podría literalmente evaporarse lejos debido al intenso resplandor, produciendo una cola de gas brillante.

El exoplaneta se trata de un gigante gaseoso con 2,8 veces más masa que Júpiter, pero sólo la mitad de densidad, debido a que la radiación extrema de su estrella anfitriona ha provocado que su atmósfera se hinche como un globo.

Debido a que el planeta está continuamente siendo bombardeado por la radiación estelar, el calor es tan extremo que no se pueden formar moléculas como el agua, el dióxido de carbono o el metano, lo que hace imposible el desarrollo de vida como se conoce en la actualidad.

Astrónomos descubren un nuevo planeta más grande que Júpiter

“Es un planeta según cualquiera de las definiciones típicas basadas en la masa, pero su atmósfera es diferente a cualquier otro planeta que hayamos visto hasta ahora debido a la temperatura de su lado del día”, explicó Scott Gaudi, profesor de astronomía en The Ohio State University y coautor del estudio.

La razón de su temperatura es que la estrella que orbita es más del doble de grande y casi el doble de caliente que el Sol. “KELT-9 irradia tanta radiación ultravioleta que puede evaporar completamente el planeta o, si los planetas gigantes de gas como KELT-9b poseen núcleos rocosos sólidos como algunas teorías sugieren, el planeta podría ser reducido a una roca estéril, como Mercurio”, explicó Keivan Stassun, profesor de Física y Astronomía en Vanderbilt, que dirigió el estudio con Gaudi.

Por otro lado, la órbita del nuevo planeta está muy cerca de la estrella, por lo que si la estrella empieza a expandirse, es posible que engulla al exoplaneta. “KELT-9 se hinchará para convertirse en una estrella gigante roja en alrededor de mil millones de años”, agregó Stassun.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *