Un informe revela que razón jurídica para continuar con el juicio de los seis ejecutivos que están tras las rejas en Caracas nunca se produjo pues el acuerdo de refinanciamiento de la deuda global de CITGO con las firmas privadas Apollo/Frontier nunca se ejecutó y la filial de PDVSA en los Estados Unidos nunca pagó por la intermediación ni por los servicios puesto que la negociación no tuvo lugar y los cargos nunca se generaron.

Debido a la engorrosa situación del mercado y al alto riesgo país, aunado a las sanciones de la OFAC sobre PDVSA —hasta el momento— el acuerdo firmado por CITGO con las firmas financieras privadas no ha sido concretado.

Nuevas evidencias prueban que el acuerdo firmado por los directivos de CITGO Petroleum Corporation y CITGO Holding y aprobado por la junta directiva de PDVSA, con las firmas Apollo Global Management LLC, con sede en Nueva York, y Frontier Management Group Ltd., ubicada en Dubai, para comenzar las negociaciones de la propuesta alternativa de refinanciamiento de la deuda adquirida en los años 2014 y 2015, no se ha concretado debido a una serie obstáculos administrativos y jurídicos que incluyen el necesario pronunciamiento que debe emitir la Oficina del Tesoro de los Estados Unidos, OFAC, para poder darle legalidad al trato.

En documentos en nuestro poder se explican cómo se dieron los pasos para la presentación en junta directiva de la propuesta de endeudamiento con las entidades financiadoras Apollo y Frontier y se señala que no se concretó y que, ni CITGO ni PDVSA, efectuaron ningún pago a las mencionadas firmas, razón por la cual no se adquirió una nueva deuda, diferente a la que se acordó con la empresa petrolera rusa Rosneft ($1.5 billones) y las correspondientes a las garantías de las acciones de CITGO como respaldo a los bonos de PDVSA (2020) equivalente a un 50.1 por ciento del conglomerado de refinerías ubicadas en los Estados Unidos y que son propiedad del estado venezolano($2.0 billones).

De acuerdo a uno de los informes titulado: “Consideraciones sobre el proceso de reestructuración de la deuda global de CITGO”, existen una serie de factores que han influido en que hayan cambiado las condiciones de mercado para la deuda de la filial de PDVSA ubicada en los Estados Unidos. Igualmente se señala que la calificación de riesgo de Venezuela y de PDVSA, al igual que las consecuencias de las sanciones impuestas por el Departamento de Tesoro estadounidense a la empresa petrolera venezolana, ha influido en que los acuerdos aprobados por la junta directiva de PDVSA no hayan podido ejecutarse en los términos en los cuales fueron convenidos por los directivos de la estatal petrolera venezolana que fue la instancia donde se decidió aprobar los términos de la adquisición de una nueva deuda.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Investigación completa y documentos aquí.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *