El hambre suena por las calles de Venezuela; los mercados principales y mayoristas del país están plagados de mendigos e indigentes de todas las edades a su alrededor.

Los comerciantes ante la inminente subida de precios, muchos han preferido cerrar sus santa marías para esperar la estabilización de la economía y así no tener pérdidas millonarias. Ellos aseguran que ganan más sin vender, que vendiendo con estos precios fluctuantes; porque a la hora de comprarle a sus proveedores deben poner de lo poco que han ganado para adquirir mercancía.

Mara Méndez comerciante de un establecimiento que vende productos de charcutería en un mercado principal del país dijo “sinceramente no sé de dónde sacar más dinero semanal para poder mantener el negocio ”.

El incremento de los precios semanalmente es insostenible. La carne paso en una semana de costar un millón cuatrocientos mil bolívares a dos millones trecientos ochenta mil bolívares el kilo.

El queso llanero ya cuesta 1.500.000 Bs y este era el producto más vendido en los mercados principales. Los huevos cuestan 1.700.000 Bs que era la única proteína que estaba comprando el venezolano de escasos recursos.

Un distribuidor de quesos del país dijo “me sale mejor no viajar y comprar la mercancía aquí, gasto demasiado en mantener el camión. Los cauchos están muy caros”.

En los mercados prácticamente los distribuidores rifan la mercancía al que mejor pague y los comerciantes siempre buscando el proveedor que le genere menos pérdidas, por el incremento semanal en los precios. Por tal razón, hay muchos productos que han dejado de ofrecer.

El poder adquisitivo del venezolano se ve pulverizado con el incremento de precios semanales y cada día son menos las personas que pueden adquirir los alimentos en los mercados del país y caen en la indigencia o mendicidad.

 

 Todo en efectivo es más barato

Sin embargo, debido a la escasez de efectivo comprar los alimentos con esta forma de pago es la única manera de adquirir más “baratos” los rubros que se necesiten.

Por ejemplo, un cartón de huevos cuesta 1.700.000 Bs pero si es adquirido en efectivo puedes pagarlo hasta en 600 mil Bs.

Todo producto en los mercados principales del país que sea adquirido en efectivo tiene una rebaja del 50% para adquirirlo y hasta más.

Cabe destacar que el efectivo es vendido en algunos mercados principales del país hasta con un 200% de comisión.

Viajar para poder comer

Otra de las tantas maniobras que realiza el venezolano para “comer” es viajar hacia las zonas donde están los productores del rubro que necesitan para adquirirlo.

Por ejemplo, muchos viajan hasta Apure para comprar carnes, quesos y huevos; aunque tienen que pagar en efectivo pueden encontrar los huevos hasta en 200 mil bolívares.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *