Pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) recrudecieron las protestas y pintaron carteles con su sangre exigiendo la apertura de un canal humanitario, ante la poca respuesta por parte del gobierno de Nicolás Maduro a las personas con enfermedades crónicas.

Las personas en Barquisimeto, Lara, extrajeron sangre de sus cuerpos y pintaron carteles donde rezaban «me voy a morir por culpa del Gobierno».

En este sentido, los manifestantes exigieron la apertura de un canal humanitario y así evitar más muertes por la crisis de medicamentos.

La marcha culminó en el Consejo Legislativo del estado Lara, donde los manifestaron también pintaron los muros con su sangre.

El lunes 9 de abril, murió una mujer embarazada paciente con VIH en el estado Carabobo, correspondiente a la persona número 11 en tan solo una semana, en todo el territorio nacional.

Según las denuncias, a la paciente se le habría negado los fármacos antirretrovirales tras presuntamente por no poseer el Carnet de la Patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *