¡Párenlo ya! Era lo que gritaba desgarradamente una mujer al oír que estaban torturando a sus hermanos.

«Ustedes no saben el horror que es estar escondida en un lugar cuando tu sabes que los están matando, porque los estaban matando a palos a tus dos hermanos. Tu no sabes lo que es horrible oír, ¡oír!, como te destruyen tu casa, los gritos de los vecinos, los gritos de todo el mundo y tu ni siquiera puedes salir a decir ¡esto es una injusticia!, ¡Párenlo ya!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *