El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este domingo que revocó la reforma del Seguro Social, luego de los focos de protestas violentas que se habían generado contra el Gobierno.

“Firman está resolución los directivos del INSS, anulando y queda la mesa limpia para dialogar”, indicó Ortega.

El mandatario nicaragüense indicó que no iba a permitir que se implantara la violencia en el país, por ello, «no tuvo opción» y desplejó a la fuerza de seguridad del Estado para controlar la situación, acción que dejó 26 muertos.

“Destruyen el país. La mayoría de la población respaldan están medidas que estamos tomando”, agregó.

Las nuevas tasas de aportes al Seguro Social que anunció el gobierno de Daniel Ortega el pasado lunes, consiste en que los empleados deberán dar a la institución del 6,25 % al 7 % de su salario a partir del 1 de julio del año en curso.

Aunado a ello, la cuota patronal aumentó del 19 % al 22,5 % que los empleados deberán pagar al Seguro Social de su sueldo mensual. La misma aumentará 1 punto porcentual más a partir del 1 de enero de 2019 y 0,5 puntos porcentuales a partir de 2020, hasta alcanzar un 22,5%.

Por su parte, los jubilados deberán aportar 5 % del monto que reciben como pensión de retiro, en concepto de cobertura de enfermedades y maternidad.

Según el Gobierno, las medidas serián empleadas para paliar el deficit que tiene Seguro Social desde hace varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *